3 maneras de convertirte en tu propia mejor amiga

Una mejor amiga siempre está ahí para ti, en las buenas y en las malas, conoce cómo adaptar esto en tu día a día para disfrutar al máximo la vida

Cuando leemos la frase popular: “quien no se ama a sí mismo, nadie lo puede amar” trae muchas interpretaciones, dudas y discusiones. Con ella se plantea que -sin ser egoísta- lo primero en la vida es el bienestar personal de cada una.

Puede sonar tonto o algo sencillo, pero lo cierto es que amarnos va más allá de arreglarnos las uñas y dormir a la hora, significa estar ahí para una como si se tratara de una amiga.

Teniendo claro este concepto, para poder recibir hay que darnos tiempo y compartir con nosotras mismas antes de darlo hacia fuera. Esto ayudará a cambiar tu consciencia sobre ti misma.

Todas tenemos al menos una amiga que, por más diferente que sea, siempre está ahí para nosotras como una para ellas.

Publicidad

Cuando estamos en aprietos nos ayudan, cuando estamos desanimadas nos aconsejan y motivan, al considerar esto podrás imaginar un poco para que hagas lo mismo para ti misma.

Los resultados serán increíbles cuando pongas en práctica estas tres formas de ser tu aliada, tu mejor amiga.

3 maneras de convertirte en tu propia mejor amiga

3 Maneras de convertirte en tu propia mejor amiga

Presta atención a tus sentimientos y pensamientos

Cuando escuchas que todo está en la mente, no es error. Concebimos la realidad desde nuestra perspectiva, lo que hemos aprendido a través de los años.

Una persona que tenga una visión positiva de su realidad puede sentir gratitud, plenitud, tranquilidad y felicidad.

Publicidad

Hacer seguimiento a tus pensamientos y emociones te permite visualizar en qué onda estás, y así poder darte cuenta cuando alguna emoción controla tu forma de actuar.

Motívate para cumplir con tus obligaciones y metas

No importa lo difícil que sea, saca de ti la fuerza para lograr lo que te propongas. La gratificación de cumplir contigo misma es invaluable. Sé tu propia porrista si necesitas una dosis de ánimo.

Crea rutinas que te ayuden a cargar energías y reanimarte, puede ser: hacer ejercicio, echar una siesta, comer algo rico, meditar o solo estar contigo en la tranquilidad de tu hogar.

Nútrete nuevas experiencias

Desde iniciar un curso de cocina, hacer una reunión en casa con los amigos o emprender un viaje sola. Debes considerar lo importante de adornar tu vida de buenos momentos recuerdos.

Escrito por
Más de Daniela Ortiz

Cuáles son los rituales de belleza alrededor del mundo

Si supieras la variedad de rutinas de belleza que hay en el...
Leer más