¿El cerebro es capaz de hacernos rebajar?

El cerebro es capaz de hacer perder peso y cambiar el metabolismo debido a que se le puede ordenar al hipotálamo, a través de la hipófisis, que estimule las hormonas adelgazantes.

Esto indica que la conducta alimentaria es reglamentada por un proceso que involucra una gran cantidad de interacciones, las que incluyen señales neuronales, hormonales y vías neuropeptídicas.

Ver más: ¿Qué le ocurre a nuestro cerebro cuando vemos porno?

Investigadores y endocrinólogos descubrieron que en el cerebro existen moléculas llamadas receptores NMDA, estas son capaces de reforzar las ideas que se piensan a menudo.

De esta manera, es posible “programar” nuestro cerebro para que pierda peso, potenciando el deseo de adelgazar y la sensación de estar más delgadas. Esto debido que cuando las afirmaciones o visualizaciones se repiten varias veces produce un gran efecto en el cuerpo, grabándose en el cerebro y a su vez estimula una reacción compleja de hormonas en el organismo.

Las áreas más importantes del hipotálamo que forman parte de la regulación de la alimentación son:

Publicidad
  • El núcleo hipotalámico ventromedial, esta produce voracidad y obesidad
  • El área hipotalámica lateral, produce disminución en la ingesta y anorexia
  • El núcleo para ventricular, esta recibe información relacionados con la ingesta
  • El núcleo arcuato, estas neuronas producen péptidos que regulan la ingesta

Para poder lograr esto tienes que utilizar en tu vida diaria varias prácticas que ayuden a estimular las hormonas adelgazantes, y así mismo reducir los niveles de las hormonas que te hacen engordar.

No te saltes el desayuno, aunque no tengas hambre o tiempo es importante que comas algo por las mañanas, para evitar los ataques de ansiedad que ocasionan las hormonas del estrés como el cortisol e insulina.

Ríe, cuando sonríes o te sientes feliz aumentas tus niveles de serotonina en la sangre, lo que ocasionará que el hipotálamo reciba la señal de estar saciada.

Medita, practicar la meditación te permite bajar los niveles de cortisol en la sangre.

Realiza ejercicios, al oxigenar tu organismo con una actividad ocasionas que los ácidos quemen el oxígeno, el cual funciona como carburante.

Publicidad

Practica el sexo, es uno de los métodos más fáciles de eliminar grasas. Debido que la hiperactividad hormonal que se libera al segregar al mismo tiempo que la testosterona, dopamina, entre otras hormonas.

No te frustres, esta sensación produce que tu organismo segregue más cortisol y las hormonas que te ayudan a perder peso bajen su nivel.

Más de Yessica Mardelli