Enfermedades que generan los cepillos de dientes

cepillos de dientes en taza
Multicolor toothbrushes in white mug, with copyspace

Los cepillos de dientes son esenciales para mantener nuestra dentadura limpia y libre de gérmenes. Sin embargo, cuando los dejamos a la intemperie puede desarrollarnos varias enfermedades 

Sabías que más de 10 millones de bacterias pueden habitar en tu cepillo de dientes. Así lo han descubierto científicos y dicen esa misma cantidad es la que se podía encontrar en un cepillo para limpiar el inodoro.

Ver más: Tips para mantener tu cepillo de dientes sin bacterias

La explicación es que al tirar de la cadena sin bajar la tapa del inodoro las partículas de agua pueden viajar hasta casi dos metros de distancia, y llegar al lavamanos o al cepillo de dientes.

Los cepillos de dientes están expuestos directamente con las bacterias que habitan en un baño debido a que el agua del inodoro se evapora en el aire. Las probabilidades de contaminación son más altas si el baño está mal ventilado. Estos instrumentos personales de higiene generalmente se contaminan en tan sólo una semana y un mes después del primer uso, ya pueden portar varias bacterias peligrosas.

Para evitar la contaminación es necesario bajar la tapa antes de tirar de la cadena, también se deben desinfectar los grifos, los accesorios decorativos y el exterior del baño a menudo.

Publicidad

Enfermedades que generan los cepillos de dientes

Enfermedades que generan los cepillos de dientes

La contaminación del cepillo dental podría infectarte de los siguientes virus y bacterias. Por atención cuáles son y cómo pueden afectarte.

1. Virus de la gripe

El virus de la influenza, encontrado a menudo en los cepillos de dientes, es una enfermedad causada por el virus de ARN (virus que tienen ácido ribonucleico como su material genético) que infecta el tracto respiratorio. Los síntomas de la gripe incluyen fiebre, tos, dolor de cabeza y fatiga. Algunas personas desarrollan dolor de garganta, vómitos y diarrea. De acuerdo a Medicine Net, la gripe puede resultar en una enfermedad grave e incluso provocar la muerte.

2. Herpes simple I

El virus del herpes simple I (HSVI, por sus siglas en ingles) causa infección que puede afectar a la boca, cara y la piel. Muchos pueden tener el virus sin presentar síntomas, pero en algunos se desarrollan ampollas (llamado herpes labial o herpes febril) que aparecen cerca del área donde el virus entró al cuerpo. En el caso de un cepillo de dientes, esto significa en y alrededor de la boca. Las infecciones de herpes tienden a repetirse hasta una vez al mes, depende de cada persona.

3. Las bacterias estreptococos

Las infecciones ocasionados por esta bacterias pueden ser desde leves y causar dolor de garganta, a graves y llevar a la muerte con infecciones como la fascitis necrotizante o gangrenosa. De acuerdo con Medicine Net, hay más de veinte tipos de bacterias estreptocócicas, pero el grupo A, que afecta la piel y la garganta, es el que normalmente se puede localizar en el cepillo de dientes. Este tipo causa la faringitis estreptocócica e infecciones leves de la piel como el impétigo. El tipo A puede causar problemas más graves si se profundiza en el cuerpo, como en la sangre y puede conducir a la meningitis o la neumonía.

Publicidad

4. E. coli

Conocida científicamente como Escherichia coli, es una bacteria que normalmente se encuentran en los intestinos. No es perjudicial cuando está en el interior del intestino y en el colon, pero una vez fuera, la bacteria E. coli puede transmitir la enfermedad de persona a persona a través de los excrementos, y así es como termina en el cepillo de dientes. Los síntomas de la infección por E. coli incluyen diarrea con sangre y dolor abdominal severa y sensibilidad sin fiebre.

5. Candida albicans

Es una levadura que vive en la boca, la garganta, los intestinos y el tracto genitourinario (sistema de órganos del aparato urinario y reproductor) y se considera una parte normal de los microorganismos en el tracto digestivo inferior. Un sistema inmune sano mantiene el crecimiento de la levadura bajo control y la cándida no produce síntomas. Pero si el sistema inmunológico es débil, el virus de la cándida puede crecer perfectamente en el ambiente que proporciona el cepillo de dientes. Puede causar muchas enfermedades caracterizadas por una serie de síntomas. Estos pueden ser leves, como congestión nasal, ampollas en la boca, dolor de garganta o dolor abdominal, o pueden ser graves, como fatiga, mareos y cambios en el estado de ánimo.

6. Las bacterias de estafilococos

Suelen provocar el aparecimiento de abscesos, forúnculos, infecciones cutáneas y la mayoría de ellas son resistentes a los antibióticos, que las hace difíciles de tratar si se vuelven graves.

Tip EME : Para evitar la contaminación cepillo de dientes, es recomendable cambiar el cepillo de dientes al menos cada tres meses. Si alguien en tu casa se enferma, cambia el cepillo tan pronto como sea posible. Guarda los cepillos de dientes en un lugar bien ventilado y no los coloques un contenedor sellado. Puedes desinfectar tu cepillo de dientes todos los días colocándolo en remojo con enjuague bucal antibacteriano para eliminar gérmenes durante 30 segundos. El alcohol destruye la mayoría de los microorganismos.

Además, prueba lo siguiente: disuelve dos cucharadas de bicarbonato de sodio en una taza de agua tibia. Sumerge el cepillo en la solución durante la noche.

Por: Zoraya Meléndez

Para más información interesante visita Eme de Mujer El Salvador

Escrito por
Más de Equipo Eme