SURF: Un mar de felicidad para los niños con autismo

Niños con autismo practican surf

El autismo o trastorno del espectro autista es un complejo neurobiológico. Una variedad de condiciones que afectan y desafían a las habilidades sociales de los niños con autismo, al igual que que como ocurre con los adultos. Así como las conductas repetitivas, el habla y la comunicación no verbal.

Este trastorno también influye en el desarrollo del aprendizaje cognitivo y las fortalezas diferenciadoras.

Ver más: Autismo y niños latinos: por qué hay que poner más atención

Actualmente, conocemos que no hay solo un tipo de autismo sino muchos. Estos causados por diferentes combinaciones de influencias genéticas y factores ambientales.

Al principio, comentamos que también se incluía la palabra “espectro”, pues esta representa la gran diversidad de desafíos a los que se enfrenta cada persona con autismo, ya que cada caso, es diferente al otro.

Surf para niños con autismo

Publicidad

Padres en la búsqueda de actividades beneficiosas

Los signos más obvios del autismo suelen aparecer entre los 2 y 3 años de edad. En algunos casos, se puede diagnosticar a los 18 meses. Ante esto, no hay manera de conocer desde la gestación si el nuevo miembro de la familia padecerá esta condición.

Algunos retrasos con el desarrollo, asociados al autismo, se pueden identificar y abordar incluso antes. Sin embargo, no siempre se puede lograr.

Muchos padres con inquietudes buscan una evaluación sin retrasos para poder pautar una intervención temprana. Esta misma, puede mejorar los resultados y el desenvolvimiento futuro del niño o adulto autista.

Entre otras circunstancias, los padres de niños con necesidades especiales, luchan diariamente con innumerables problemas que van desde el costo de una terapia, hasta la aceptación social e inclusión de sus hijos.

Publicidad

Por ello, encontrar un evento, actividad u organización capaz de aliviar algunas de estas preocupaciones es bastante desafiante.

Sin embargo, organizaciones sin fines de lucros e investigadores acordaron sobre los poderes curativos del océano. Ellos frente a las dificultades que tienen los niños con autismo.

El punto positivo, no viene solo de la mano del mar, sino de una actividad por realizar en él.

Los niños con autismo encuentran felicidad en el surf

Surf, un alivio a los niños con autismo

Desde hace más de 10 años, el surf ha formado parte de las vidas de las personas que padecen autismo para darles un alivio en su día a día.

Entre los organismos que han colaborado con ello está Surfers Healing, una organización sin fines de lucro que alberga grupos de niños y adultos que se encuentran en condición de autismo. Esta misma nació en California e inspiró a Sufers For Autism (SFA) que se encuentra en Boca Ratón.

Los testimonios avalan la positiva actividad

Los niños son guiados en las olas por instructores de surf. Cada uno de ellos, tienen varios maestros para ayudarlos y orientarlos en su sesión.

“No hay palabras para describir la belleza de ser testigo de un niño no comunicativo que es completamente poco receptivo al tocar el agua. Y después de una ola están abrazando a su instructor “, dijo el presidente de SFA, Don Ryan.

Los padres se quedan boquiabiertos y lloran de asombro mientras miran a su hijo golpear las olas. Debido a un nivel de emoción que a menudo les falta a los niños socialmente retraídos.

Muchos niños con autismo no expresan ningún deseo de surfear, pero una vez recibidos despiertan emoción por el deporte. Esto después de ser tratados con una dedicada y apasionada multitud de voluntarios.

A su vez, los padres expresan que nunca han visto interesados a sus hijos en ninguna otra actividad como lo hacen con el surf.

“Desde la primera vez que nos saludaron, hasta la primera vez que entramos en una ola, lo pasamos de maravilla. Quería hacerlo una y otra vez, y nunca lo había visto tan interesado en ninguna actividad”, relató un padre desde su experiencia.

Por lo que el surf también ayuda a los padres a crear un vínculo con sus hijos. Debido a que puede ser disfrutada por ambas partes y mejorar las relaciones afectivas y sociales padre-hijo.

El agua puede hacer la diferencia durante estas dificultades. La ansiedad y la concentración a menudo son una gran barrera para los niños con autismo. Pero durante la practica se aumenta la concentración, el estado de alerta mental y la capacidad de respuesta.

Dando como resultado que después de cada lección de surf los niños desarrollen una mejora en las habilidades sociales. A su vez,  incrementando sus capacidades de comunicación para adentrarse más en el ejercicio.

Más de Deniz Grey Caballero

¿Qué es la DIETA KETO y por qué todos hablan de ella?

Jenna Jameson y Kim K aprobaron este método
Leer más