¿Por qué disminuye el flujo vaginal?

Muchas no toman en cuenta la ausencia de flujo vaginal hasta que otros síntomas aparecen como: dolor al mantener relaciones sexuales, cuando hay irritación en la zona genital e incrementan las ganas de orinar. Si existe además una sensación de ardor o quemazón, es otro síntoma que apunta que probablemente algo está pasando allí dentro

La sequedad vaginal se genera por la disminución de los flujos naturales del conducto fibromuscular de la mujer. Este efecto natural ocurre durante la etapa de la menopausia, es decir, cuando los niveles de progesterona y estrógenos bajan considerablemente. Sin embargo, también se asocia a otros factores como: enfermedades por resistencia a la insulina, la utilización de productos de higiene inadecuados por alta concentración química, infecciones ocasionadas por hongos, bacterias, etc.

Ver más: Vaginosis bacteriana, la infección femenina más común

En estos casos la recomendación es asistir al ginecólogo y seguir sus indicaciones para evitar mayores daños que puedan ver perjudicada la salud íntima. Sumado a los fármacos recetados, algunos especialistas aconsejan la aplicación de algunas sustancias naturales como infusiones de manzanilla y el gel de aloe vera.

Las flores de manzanilla actúan como calmante gracias a sus propiedades antiinflamatorias, lo que también se traduce en la disminuyen de la irritación siempre y cuando se hagan baños de asientos recurrentes. Por su parte, el cristal de sábila como también se le conoce al gel de aloe vera permite recuperar el pH natural de la vagina , y de esta forma sirve de escudo ante la sequedad en la zona.

Imagen: Archivo Eme 

Publicidad
¿Por qué disminuye el flujo vaginal?