Quantcast
Haz tus propios huevos de chocolate

Haz tus propios huevos de chocolate

Por  |  | Recetas

Regalar huevos de chocolate durante el día de Pascua es una tradición muy importante en Estados Unidos, el centro de Europa e Inglaterra, debido que en el cristianismo el Domingo de Pascua es la culminación de la conmemoración de la pasión, muerte y resurrección de Cristo.


Ideas para decorar los huevos de Pascua con tus hijos

Este día los niños, celebran con juegos y diversión familiar que incluye la decoración de huevos el sábado previo y la búsqueda de ellos el domingo en la mañana. Esto inició porque algunos creyentes seguían la abstinencia de la Cuaresma, de no comer, entre otras cosas, huevos ni productos lácteos, luego de esto las perosnas se reunían en la iglesia y se regalaban huevos.

En la actualidad se siguen regalando huevos de gallina en muchos países, pero lo más popular es dar huevos de chocolate decorados.

En cuanto al conejo, es algo más imaginativo puesto que los niños creen que es este animal quien trae los huevos, aunque otra explicación señala que en la cultura germánica la coneja simbolizaba la diosa Ostara de la fertilidad, consagrada en el mes de abril por el inicio de la primavera.

Los padres esconden los huevos y los pequeños de la casa deben encontrarlos van a buscarlos el domingo de Pascua.

¿Cómo prepararlos?


600 gramos de chocolate, los moldes apropiados con la forma de huevo, preferiblemente de silicon. Y adicionalmente para la decoración y detalles confites, caramelos, bombones. También puede probar con chocolate blanco para la cobertura.

Preparación:

– El primer paso consiste en fundir el chocolate, esto puedes hacerlo al baño de María, colocas el chocolate en un olla y esto lo colocas encima de otra más grande con agua, o en el microondas, en un recipiente apto para la temperatura vas marcando periodos de tiempo hasta que se derrita. Fíjate que no queden grumos.

– Ahora deberás colocar el chocolate fundido en una manga pastelera o algún otro utensilio de pastelería que cuente con una boquilla y que permita introducir el chocolate en los moldes para huevos. Cuida que el chocolate no se rebose, retira el exceso de los bordes con una espátula.

– Llévalo a refrigerar, una vez el huevo se solidifique, estará listo para decorar, para esto puedes usar una manga pastelera con una boquilla más fina y otros tipos de chocolate, o puedes cubrirlo con papel decorativo, metalizado u otras golosinas.

0
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry