¡Hacer ejercicio durante el embarazo es recomendable y sus beneficios son fascinantes!

Hacer ejercicio durante el embarazo es una acción positiva para ti y tu bebé

Realizar ejercicio durante el embarazo tiene una cantidad increíble de beneficios para tu salud. Manteniendo los ejercicios adecuados para esta etapa de tu vida, lograrás muchas cosas positivas para tu bienestar y el de tu bebé. 

Además te ayudará a prepararte mejor para el gran día. Eso sí, debes consultar con tu doctor qué actividades puedes realizar.

Ver más: Semana 11: Los ejercicios perfectos para embarazadas

En general, y en la mayoría de los casos, el ejercicio es seguro durante el embarazo. Por lo general, encontrarás que incluso es recomendable.

Lo que sí queda claro: ¡Es total y rotundamente un mito que las mujeres en la dulce espera, no pueden ejercitarse!

Beneficios del ejercicio durante el embarazo

Ganarás energía

Durante el embarazo perderás energía al cumplir con tus rutinas diarias, pero al realizar actividades físicas fortalecerás tu sistema cardiovascular, evitando que te agotes. Al poner en práctica algunos ejercicios, tonificarás tus músculos ganando mayor resistencia, esto te ayudará a realizar mejor tus actividades cotidianas.

Publicidad
Beneficios del ejercicio durante el embarazo
El hacer ejercicio durante el embarazo te dejará lo suficientemente agotada como para dormir mucho mejor

Dormirás mejor

Dormir puede ser bastante incómodo, y es difícil encontrar una posición en la que te sientas bien. Lo positivo de hacer ejercicio, es que gastarás más energía y te agotará lo suficiente para que duermas más tranquilamente.

Dirás adiós a las molestias del embarazo

Practicar ejercicio regularmente te ayudará a fortalecer y estirar la musculatura. Lo que logrará que contrarrestes las molestias y los dolores típicos del embarazo. Al mismo tiempo te aliviará el dolor de espalda.

Te preparas mejor para el parto

El momento de dar a luz requiere mucho aguante, concentración y fuerza. Estos elementos los ganarás gracias a las actividades. Un estudio encontró que entre las mujeres que realizaban ejercicio constante y continuaron ejercitándose durante el embarazo tuvieron un trabajo de parto activo de 4 horas.

Ello en comparación con las mujeres que entrenaban y se detuvieron durante el embarazo, quienes duraron 6 horas aproximadamente en la labor.

Hacer ejercicio durante el embarazo hará que te relajes mucho más durante esta etapa de tu vida
Hacer ejercicio funcionará como relajante en cualquier momento del embarazo

Reducirás el estrés

El embarazo es un momento mágico que cambiará tu vida para siempre. A pesar de la felicidad, es normal que ante la perspectiva de ser madre tengas un poco de ansiedad y estrés.

Publicidad

El ejercicio aumenta nuestros niveles de serotonina. Esta es una sustancia química producida por el cerebro y ligada a nuestro estado de ánimo. Un nivel más alto de esta sustancia mejorá tú humor.

Ganarás autoestima

Es normal ganar varios kilos durante el embarazo. Por lo que puede ser un golpe para tu autoestima. Hacer ejercicio durante el embarazo te ayudará a mantenerte activa. Dándote la posibilidad de mantener un peso saludable hasta el final de este proceso. Por ello, sintiéndote mejor contigo misma.

Recuperarás tu figura más rápido

Al realizar ejercicios durante los nueve meses de embarazo tonificarás tus músculos. Eso motivará a continuar con las actividades para recuperar rápidamente tu figura.

Además, es probable estés en mejor forma durante los años por venir. Un estudio  siguió a un grupo de mujeres durante 20 años después de su parto. Las que se habían ejercitado durante el embarazo podían correr dos millas en 2 minutos y medio más rápido que aquellas que habían tomado un descanso durante el embarazo. 

Puede disfrutar de la mayor una etapa de mayor flexibilidad

La relaxina, una hormona del embarazo que relaja las articulaciones pélvicas en preparación para el parto, también relaja el resto de las articulaciones.

Con estiramientos cuidadosos, como los realizados en los entrenamientos de yoga prenatal, puedes capitalizar esta nueva oportunidad.

Puedes evitar un parto con fórcep, cesárea u otra intervención

Los mujeres que hacen ejercicio regularmente tienen 75% menos de probabilidades de necesitar un parto con fórceps. Hay 55% menos de probabilidades de tener una episiotomía y hasta cuatro veces menos de probabilidades de tener una cesárea. Esto según las investigaciones pertinentes en el área.

 

Más de Equipo Eme

¡Confianza en todo momento! Aprende a controlar tus celos

Presta atención a las siguientes instrucciones y podrás ir viendo resultados poco...
Leer más