Pros y contras de la epidural

La mayoría de las mujeres desean dar a luz sin dolor, pero hay algunas que por los efectos de la anestesia que se administra de forma epidural deciden no utilizarla.

La epidural tiene sus pros y contras y mejor conocerlos para tomar la mejor decisión a la hora de traer al mundo a tu bebé.

Pros de la epidural

Sin dolor: Este es uno de los miedos de las mujeres durante el embarazo, el dolor de parir y para evitarlo existe la anestesia, aunque usarla o no es decisión de cada una. Las que deciden optar por ella dicen que el dar a luz se convierte en algo placentero y tranquilo.

Aplicación: La puedes pedir desde que comienzas a sentir dolor, es decir, desde el comienzo del trabajo de parto. El pinchazo no es molesto, porque aplican analgésico local antes de hacer el procedimiento.

Es segura: Gracias al avance de la ciencia es muy fácil colocar la epidural de forma segura y eficiente.

Publicidad

Efecto sobre el bebé: Esta anestesia no tiene efectos secundarios sobre la salud del recién nacido. Incluso estudios ratifican que si la madre está tranquila durante el parto el bebé está mejor oxigenado y recibe endorfinas maternas, lo que genera placer.

Cesárea: Si durante el trabajo de parto, existe la necesidad de hacer una cesaría y la mujer ya tiene la epidural no es necesario recurrir a anestesia general para llevar a cabo el procedimiento quirúrgico.

Pros y contras de la epidural

Contras de la epidural

Tiempo de parto: La epidural alarga el proceso de dilatación y hace un poco más difícil el momento de pujar, pues disminuye la fuerza. En el útero se disminuyen las contracciones, por lo que debe ser estimulado con oxitocina.

Parto instrumental: Debido a la pérdida de fuerza en muchas ocasiones se utiliza instrumentos como un fórceps para traer al bebé al mundo.

Publicidad

Inmovilizada: Debido a los efectos de la anestesia no podrás caminar luego de dar a luz, las piernas permanecen dormidas.

Efectos secundarios para la madres: Los más frecuentes son temblores, picazón, nauseas y bajas de presión. Con menos frecuencia también puede provocar dolores de cabeza o espalda y reacciones alérgicas a los fármacos.

Función: No siempre causa efecto y es por ello que algunas mujeres aseguran aún sentir dolor durante el parto.

Por Carina Angulo

Escrito por
Más de Equipo Eme