Quantcast
Semana 37: Nuevo centro de gravedad

Semana 37: Nuevo centro de gravedad

Por  |  | Dulce Espera

¡Estás casi a término! Eso quiere decir que cualquier día puedes romper fuente y comenzar el trabajo de parto


A partir de la semana 37, tu bebé -que ya no se considera prematuro- cambia de posición, desplazándose hacia la parte baja del vientre y más próximo al canal vaginal. Este movimiento se llama “presentación cefálica”; de no producirse y continuar sentado o de pie, las conocidas posturas “podálicas” y “de nalgas”, muy probablemente nacerá por cesárea para evitar complicaciones.

Ver más: Semana 36: Inmune a enfermedades

Durante las últimas semanas de gestación el feto no solo crece, llegando a medir entre 45 a 50 centímetros y con un peso cercano a los 3 kilos, sino que empieza a almacenar gramos de grasa bajo la piel y en sus músculos, los mismos que le ayudarán a conservar el calor fuera de tu vientre.

Los mayores cambios en la semana 37 los verás en ti misma. Tendrás las emociones a flor de piel, por lo que puedes llorar sin motivo aparente y tus niveles de energía estarán al mínimo. Descansa y mentalízate para el gran momento que se avecina.

¿Qué esperar?

  • El doctor puede indicar un monitoreo fetal, especialmente si tu embarazo es de alto riesgo. Este estudio mide ritmo cardíaco y todos los movimientos del bebé para tener todo bajo control.
  • Muchas mujeres padecen de “antojos”.
  • Poco a poco las contracciones se irán incrementando. Por lo general no causan sino molestias o ningún dolor. Estas son signo que el cuello del útero empieza a madurar, el primer paso del alumbramiento.
  • Si sientes que “perdiste algo”, probablemente sea el tapón mucoso, un proceso absolutamente normal en esta etapa.

Precauciones:

Debes estar atenta por si notas que el bebé disminuye el ritmo de sus movimientos. En tal caso, acude de emergencia al médico, ya que se pueden presentar problemas con el cordón o insuficiencia placentaria.


0
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry