10 cosas que toda mujer debe saber en caso de una emergencia

Nunca sabes cuándo pasará algo malo. Y posiblemente nunca tendrás que lidiar con una situación de emergencia, pero eso no quiere decir que no deberías estar preparado ante la posibilidad. Después de todo las emergencias son de vida o muerte… y no querrás arrepentirte.

Relacionada: Cosas que toda mujer debe hacer en su vida

Te puede interesar: 6 trucos de belleza que toda mujer debe saber

  1. El número para el control de venenos: Seguro conoces el número de los bomberos y policía, pero ¿acaso te has memorizado otros igual de importantes? Si no lo has hecho, te recomendamos anotarlos en el celular o en el refrigerador… sólo por si acaso.
  2. Dónde está el hospital más cercano: No puedes depender de tus padres o novio para llevarte al hospital más cercano. Si uno de los dos termina herido, tú tendrás que conocer la ruta más rápida para llegar al hospital. Recuerda, en emergencias el tiempo es ORO.
  3. Respiración boca a boca: ¿Y si alguien está ahogándose y eres la única que puede ayudarlo? Debes pensar que no siempre estarás acompañada para ser de ayuda en las peores emergencias.
  4. Cómo hacer un fuego: Aunque las probabilidades de que termines en un naufragio o perdida en la selva son mínimas, deberías saber cómo hacer fuego desde cero. Así no sólo podrás alimentarte en emergencias, sino que también podrás mantenerte caliente.
  5. Cambiar una llanta: No siempre tienes que llamar a una grúa. Si sabes cómo cambiar una llanta, no sólo serás autosuficiente con un coche, sino que también podrás ahorrarte un par de billetes.
  6. Tratar heridas pequeñas: Deberías saber cómo tratar pequeños cortes y moretones. De igual manera, sería bueno que supieras cómo lidiar con dislocaciones o huesos rotos hasta llegar a un hospital.
  7. Cómo defenderte: TODA mujer debería tomar una clase de defensa personal. Así podrá defenderse de alguien que quiera atacarla o abusar de ella.
  8. Nadar: Podrías terminar atrapada en una corriente o en medio de una inundación. De cualquier manera, saber nadar no sólo es bueno para tu salud, sino también para la de los que te rodean.
  9. Maniobra de Heimlich: La maniobra de Heimlich la hemos visto en películas un sinfín de veces, pero no es tan fácil como parece. Si alguien se está atragantando, esta maniobra podría salvarle la vida… ¿acaso no vale la pena conocerla?
  10. Manejar: Aunque vivas en una ciudad donde es preferible caminar o tomar taxis que manejar, es importante que aprendas a hacerlo en emergencias. ¿Y si no puedes esperar a una ambulancia o al Uber?

Por: Andrea Bouchot

Publicidad

Escrito por
Más de Equipo Eme