Cómo cuidar de los pisos de linóleo

Mantener en buen estado los pisos de nuestro hogar es importante, sobre todo si quieres que sigan por varios años. Estos Los suelos son unos de los más económicos, y en la actualidad se están utilizando mucho para ambientes internos, debido a la gran selección de colores y acabados que existen.

Se caracterizan por su resistencia y durabilidad. El piso de linóleo está compuesto por resina, corcho y aceite de linaza como sus principales elementos, esto ayuda a que sea resistente al fuego, a la proliferación de bacterias y antiestático.

Relacionadas: Mantén en buen estado los pisos de cerámica

El cuidado de estos pisos requiere de algunos trucos y consejos para que te duren por más tiempo y no pierdan el brillo. A continuación te explicamos cómo limpiarlos.

Para limpiar estos suelos solo necesitas una fregona o un trapo húmedo embebido en agua tibia, con vinagre y un jabón líquido con un pH bajo.

Publicidad

No es recomendable empapar el piso con mucha agua, ya que esta puede penetrar en las juntas y pueden despegarse. Si ves que en las juntas hay mucha suciedad acumulada, frótalas con agua bien caliente y detergente.

Si tus pisos están recién instalados no los laves con productos líquidos, máquinas de limpiar o abrasivos, espera para limpiarlos por lo menos cuatro días.

Relacionadas: Tips para cuidar de pisos de madera

Si con el tiempo el linóleo pierde un poco de su brillo natural, lo puedes volver a recuperar con un abrillantador o cera especial para este tipo de piso. También puedes aspirarlo para retirar el polvo.

Debes evitar utilizar barnices, disolventes, lejías, alcoholes y productos excesivamente alcalinos.

Publicidad

Más de Yessica Mardelli