Quantcast
Descubre cuáles son las plantas tóxicas para los gatos -

Mascotas

Descubre cuáles son las plantas tóxicas para los gatos

Por  | 

Son muchas las plantas tóxicas para los gatos, por ello es recomendable no tenerlas en casa o enseñarles desde pequeños que no se acerquen a ellas


Por muy inofensivas que se vean, algunas plantas pueden causarles graves daños a los felinos. Los diversos trastornos que pueden generarles son: digestivos, neurológicos, cardíacos o dermatológicos y oculares.

Ver más: Olores que los gatos detestan

Cuáles son las plantas tóxicas para los gatos

Descubre cuáles son las plantas tóxicas para los gatos

La flor de pascua: Esta planta es muy popular durante las épocas navideñas, ya que decoran nuestro hogar. Sin embargo, son muy peligrosas para los gatos. Cuando nuestras mascotas la ingieren pueden producirles toxicidad, esto es por culpa de el látex y la savia blanca que tienen en su interior. También sufrirá problemas  gastrointestinales con hipersalivación, irritación de las mucosas, diarreas, vómitos y dolor abdominal.

En cambio si el felino simplemente toca la planta le generará dermatitis y prurito, si le toca en el ojo puede tener trastornos oculares.

El acebo: Otra planta navideña que puede producir toxicidad si el felino la ingiere. Este pequeño árbol posee saponinas, lo que ocasionaría problemas de intoxicación y gastrointestinales.

El muérdago: Es muy popular durante las fechas decembrinas. Esta planta tiene frutos blancos que son tóxicos para los animales. Entre ellos está la viscotoxina, lo que les ocasiona desórdenes gastrointestinales, daños cardiovasculares, disnea o bradicardia.


Las liliáceas y hemerocalis: Son flores muy hermosas que usamos para decorar o sembrar en nuestros jardines. Cuando los gatos la consumen les llega a ocasionar un fallo renal agudo. Con un simple contacto con esta planta le producirá una toxicidad letal para el animal. Los síntomas que presentan durante las primeras 12 horas son: vómitos, depresión, anorexia, polidipsia y poliuria.

Al notar estos cambios es indispensable acudir de emergencia al veterinario, ya que el índice de mortalidad ocasionado por estas flores es muy alto. Pueden morir entre 3 a 7 días si no se les proporciona un tratamiento adecuado. Si la mascota llega a sobrevivir tendrá problemas renales toda su vida.

La adelfa: Esta planta contiene glucósidos cardíacos, mejor conocidos como digitálico, esto ocasiona inhibición de la bomba sodio-potasio además llega a retrasar la actividad del corazón. Los síntomas que presentan son: arritmias ventriculares, frecuencia cardíaca baja y muerte súbita.

Las azaleas: Esta flor tiene altas cantidades de andromedotoxina, lo que puede llegar a afectar las membranas celulares del animal. Además podría presentar disfunciones neurológicas, cardiovasculares y gastrointestinales.

La difenbaquia: Esta inofensiva planta contiene cristales insolubles de oxalato cálcico, puede ocasionarle a los gatos irritación mecánica de la cavidad oral. Los principales síntomas son: dolor oral, inflamación severa, dificultad al tragar, hipersalivación, depresión y anorexia.

El lirio de la paz: Cuando el gato mantiene contacto con esta planta sufrirá de irritación, enrojecimiento, inflamación y, en algunos casos, ampollas. Sus efectos son inmediatos y generalmente presentará vómitos, disnea, dolor intenso, ardor bucal, hinchazón del cuello  y dificultad para respirar.

El jacinto: Puede llegar a ocasionar la muerte de la mascota, ya que la parte más tóxica de la planta son los bultos.

1
like
3
love
0
haha
4
wow
0
sad
0
angry
Open