Hablar con tu mascota es sinónimo de inteligencia

mujer jugando con su perro
Profile view of a beautiful young woman holding her dog face to face and about to give her a kiss

Hablar con tu mascota es visto como un hábito extraño por varias personas. Sin embargo, la ciencia demostró que es más beneficioso de lo que se pensaba, aquí te lo explicamos

Llegar a la casa y hablar a tu perro o gato es algo normal para los amantes de los animales, pero es visto como algo de locos por los demás. Sin embargo, una investigación llevada a cabo por la Universidad de Chicago reveló que esta tendencia es un sinónimo de inteligencia.

Ver más: Conmovedoras fotos de las mascotas rescatadas en el huracán Harvey

“Históricamente, la antropomorfización ha sido tratada como un signo de infantilidad o estupidez, pero en realidad es un subproducto natural de la tendencia que hace que los seres humanos sean los más inteligentes en este planeta. Ninguna otra especie tiene este comportamiento”, aseguró Nicholas Epley, profesor de ciencias del comportamiento en la Universidad de Chicago.

Te puede interesar: Tips para escoger el juguete ideal para tu mascota

Hablar con tu mascota es sinónimo de inteligencia

Hablar con tu mascota es sinónimo de inteligencia

Publicidad

De acuerdo a los científicos este fenómeno ocurre por dos motivos, el primero es que los humanos tenemos la capacidad de ver rostros en varios objetos, logrando distinguirlos de posibles amenazas de esta forma conseguimos comunicar y entender las distintas emociones y acciones.

La segunda razón es que solo hacemos esto con objetos y animales que amamos, nunca con los que odiamos. Mientras más nos agrade una persona más trataremos de conectar con ella.

“Cuando encontramos a otros con los cuales conectar, terminamos tratando de descifrar lo que están pensando o van a hacer. Y para establecer esto, tenemos una tendencia a mirar en sus ojos. Pero a veces, terminamos buscando y encontrando activamente estas cualidades humanas en objetos no humanos, como plantas, mascotas y objetos”, señaló el experto .

Relacionada: Consejos para dejar a tu mascota en casa

La investigación determinó que las personas que le atribuyen una personalidad a una mascota o un objeto, demuestra un gran nivel de imaginación, una alta capacidad para percibir la mente de otros seres vivos, un amplio desarrollo de las capacidades sociales y una buena habilidad de salud mental.

Publicidad

“Reconocer la mente de otra implica el mismo proceso psicológico de reconocer la mente de otro animal, de dios o incluso de un aparato. Es un reflejo de la habilidad más grande de nuestro cerebro, no un signo de estupidez”, explicó Epley.

Concluyendo, el estudio reveló que las personas que logran ver una conciencia humana a un objeto y logra intuir ciertos pensamientos, tienen una buena capacidad de procesos mentales. “Lo que lejos de insultar al que lo logra, debe reconocérsele su capacidad cerebral para ello,”, aseguró el investigador.

Más de Yessica Mardelli