Los perros y gatos pueden vivir en armonía

Se dice que los perros y gatos se odian, pero esto no es del todo cierto, aunque entre ellos puedan existir rivalidades, la convivencia entre ambas especies es posible

Relacionada: ¿Por qué los gatos son más independientes que los perros? 

Relacionada: ¿Qué dice el lenguaje corporal de los gatos? 

-Debes tener paciencia y conocer bien a tus mascotas, los perros son más sociables y cariñosos mientras que los gatos, suelen ser más celosos e independientes.

-Ten en cuenta que el crecer juntos puede facilitar la situación, o si uno de ellos es un cachorro, pero si ambos son adultos aunque sea complicado no es imposible.

Publicidad

-Tu rol como dueña es muy importante, debes dedicarle tiempo a ambos y buscar actividades que los una, pueden ser juegos o mimos, esto ayudará a canalizar sus instintos.

-El momento de la presentación es crucial, el perro debe estar lo más tranquilo posible, sácalo a pasear y aliméntalo antes. Otra recomendación puede ser sujetar al perro para que el gato pueda explorar con tranquilidad.

-Crea un ambiente propio para cada uno, los gatos son territoriales, colócales la comida y el lugar para dormir por separado.

-No los vayas a forzar.

– Coloca la caja de arena del gato lejos del alcance del perro.

Publicidad

-Dales espacio para que inspeccionen y jueguen, con el tiempo se irán acercando y podrán establecer una gran conexión.

-Tu actitud frente a ellos, será de gran influencia en el estado de ánimo de tus mascotas, no te estreses delante de ellos.

– Y por último, no te sorprendas si al llegar a casa los consigues jugando placidamente. Sin embargo, el carácter de ellos puede influir en la convivencia, y aunque nos esforcemos en que se relacionen bien, no lo congeniarán.

Más de Yesibel Aladejo

Cómo cuidar el pelaje largo de tus mascotas

Evita enfermedades en tu mejor amigo
Leer más