Quantcast
Cinco cosas en común entre el sexo y el sueño -

En la intimidad

Cinco cosas en común entre el sexo y el sueño

Por  | 

El dormir y el sexo dicen que son de los grandes placeres de la vida y durante el sueño se pueden activar mecanismos en el subconsciente que tendrán resultados sorprendentes


Toma nota de las cinco cosas en común del sexo y el sueño:

Ver más: Las preguntas sexuales más buscadas en Google

1.- Hay quienes hacen el amor en pleno sueño: Es parecido al ser sonámbulo y es conocido como sexomnio, un estado de sonambulismo durante el cual la persona mantiene relaciones sexuales con su pareja, explica la psicóloga y sexóloga Aurora del Prado.

Ten un orgasmo ¡Dormida!

Estos encuentros sexuales se dan en la etapa REM del sueño y la persona no los recuerda. Suelen ser diferentes, algunas personas experimentan más romanticismo y buscan complacer a sus parejas, mientras otras dan rienda suelta a su lado salvaje y apasionado.

Esto sucede porque durante el sueño el cerebro apaga su área de comportamiento, pero en lo que sufren de sexomnio el hipotálamo se activa y este controla las necesidades básicas del ser humano, entre las que están el hambre y el sexo.

2.- Las mujeres y los sueños húmedos: Cerca del 40% de las mujeres experimenta alguna vez orgasmos mientras duerme. Durante un sueño erótico se acelera el ritmo cardiaco y el flujo sanguíneo hacia los genitales, lo cual provoca la lubricación. Esto puede repetirse varias veces en una misma noche gracias al estado relajado provocado por el sueño, que nos hace más suceptibles a tener un orgasmo.


Según la experta suelen darse en un periodo de encuentros sexuales distanciados y es una respuesta natural del cuerpo, para satisfacer las necesidades.

3.- Estimulación estando dormida: Si alguna vez tu pareja ha estado completamente dormida y tú te acercas y te abraza automáticamente es gracias al hipotálamo, que tratar de cubrir las necesidades humanas incluidas la del cariño. El cuerpo responde al tacto de modo automático, aunque no seamos conscientes de cuánto deseamos intimidad y cercanía.

4.- Cantidad de sueño Vs. Libido: Mientras duermes tu cuerpo repone las reservas hormonales, por lo que las personas que duermen mal suelen tener menos testosterona lo que afecta el deseo sexual. Al estar de vacaciones o en asueto se suelen registrar un aumento en los encuentros íntimos, porque al estar relajados el cuerpo reacciona de mejor manera a los estímulos.

5.- Los hombres después del sexo: Los hombres suelen quedarse dormidos después del sexo y es que sus cuerpos ha recibido una descarga de la hormona prolactina, que les provoca una sensación de satisfacción, placidez y somnolencia, apartando que el sexo y la eyaculación pueden dejarlos exhaustos.

Por Carina Angulo

Imagen: Archivo Eme

0
like
1
love
0
haha
0
wow
1
sad
0
angry
Open