Si tienes un gato es probable que disfrutes del sadomasoquismo

A young woman is relaxing on a sofa with a cat

Puede que suene extraño, pero los dueños de gatos tienden a inclinarse por el sadomasoquismo

Un estudio realizado por la Universidad Charles de Praga demostró que los felinos pueden cambiar las preferencias sexuales. Esto ocurre ya que transmiten a sus dueños un parásito que genera una preferencia por el sadomasoquismo.

Ver más: Toxoplasmosis, un peligro para las embarazadas

El parásito ‘Toxoplasma gondii’ se encuentra generalmente en los excrementos del gato. Al contraer la enfermedad toxoplasmosis, provoca que las personas se exciten “con su propio miedo, peligro y sumisión sexual”.

¿Por qué se inclinan por el sadomasoquismo?

Si tienes un gato es probable que disfrutes del sadomasoquismo

Para llegar a la conclusión, los investigadores evaluaron el comportamiento y preferencia sexual de 36.564 personas. Entre los voluntarios 741 estaban infectados con Toxoplasma gondii, mientras que el resto no tenían dicho parásito.

Publicidad

Esto demostró que aquellos que sufrían de toxoplasmosis tenían una mayor atracción por la violencia, el fetichismo y la sumisión.

“El parásito se aprovecha de que los estímulos relacionados con el sexo y el miedo afectan circuitos cerebrales muy similares. De hecho, aunque no padezcamos toxoplasmosis, existe una estrecha relación entre el miedo y el sexo”, explicó Jaroslav Flegr, autor principal del estudio.

¿Qué es la toxoplasmosis?

Es una enfermedad cerebral que transmiten los felinos, y puede cambiar el comportamiento de las personas.

Este parásito se contrae con el contacto directo con las heces del animal. Se aloja en el cerebro y los músculos.

Los síntomas más comunes de esta enfermedad son: dolores de cabeza, gripe, fatiga y fiebre.

Publicidad

Más de Yessica Mardelli