Así era la vida de Bad Boy del príncipe Harry, antes de Meghan Markle

El príncipe Harry y Meghan Markle ya están listos para tener hijos

A pesar de su transformación en camino a ser el esposo ideal, en su pasado, este miembro de la realeza era todo un bad boy.

Hace algún tiempo, antes de que la actriz estadounidense robara su corazón, Harry era conocido por sus comportamientos atípicos a los de un integrante de la Familia Real Británica.

Ver más: La historia de amor entre el príncipe Harry y Meghan Markle

Desde noches desnudo en Las Vegas, hasta el consumo de alcohol y drogas, aquí está una mirada al pasado “oscuro” del carismático príncipe.

Lo que pasó en Las Vegas no se quedó en Las Vegas

Prince Harry and Meghan Markle's WeddingBajo la premisa de que “lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas”, todos podemos darle rienda suelta a nuestro lado salvaje. Generalmente, el popular refrán es cierto, al menos que seas un miembro de la realeza.

El príncipe Harry entendió esto de manera forzosa luego de participar en un juego de strip billiards. Naturalmente, el momento fue capturado con las manos en la masa y las fotografías llegaron a las manos de TMZ.

Publicidad

Uno de los asistentes a la fiesta declaró: “había una mesa de pool y él estaba simulando tocar guitarra con los palos de billar. En un momento comenzó a gritar: ‘que alguien me pase unos guantes, haré una imitación de Michael Jackson’”.

Este icónico momento disparó la reputación de chico rebelde del príncipe y, sin duda, quedó grabado en la memoria de muchas.

El príncipe Harry y su pasado oscuroEsto no es todo, hay otros acontecimientos que se suman a la lista.

Una mirada a sus días de estudiante

En el año 2004, una ex maestra del colegio Elton afirmó haber sido despedida injustamente. Esto después de recibir la supuesta orden de ayudar al príncipe a hacer trampa en un examen.

La profesora, Sarah Forsyth, aseguró que ella hizo la mayor parte del trabajo en un proyecto de arte que Harry usó para ser admitido en otra prestigiosa escuela. El palacio negó las acusaciones y nunca fueron comprobadas.

Publicidad

Así que aún nos queda la duda, de si el príncipe Harry no es muy bueno en el ámbito académico.

No es una buena fiesta si no te caes en la piscina

Este chico definitivamente sabe cómo disfrutar de una fiesta. Así lo demostró en Croacia.

El príncipe y sus amigos viajaron a la isla de Hvar en 2011. Durante estos días, fue visto siendo el alma de la fiesta, emborrachándose y cayendo a la piscina completamente vestido.

Eso no fue impedimento para que Harry dejara de disfrutar. Luego fue capturado con la ropa de alguien más mientras dirigía la pista de baile ¡Qué siga la fiesta!

Harry, un disfraz y una broma que no resultó bien

El príncipe Harry, años de vida rebeldeEn una fiesta desarrollada en el año 2005, el joven británico, evidentemente, demostró que una vez más no estaba pensando con claridad.

Por razones que nunca entenderemos, el príncipe pensó que era correcto usar un brazalete de esvástica y un uniforme que se asemeja al del ejército de Afrika Korps.

De esa manera asistió a una fiesta de disfraces.

Alguien publicó una foto del nieto de la reina luciendo su atuendo.  Tras ello, inmediatamente la imagen de “Harry el Nazi” se apoderó de las noticias.

Harry se pronunció al respecto y aseguró que era parte de una broma.

A través de una disculpa pública expresó:

“lamento si causé alguna ofensa o avergoncé a alguien. Fue una terrible elección de disfraz y me disculpo por ello”.

Rehabilitación por un día

En 2002, un oficial del Palacio de St. James confirmó que el príncipe Charles envió a su hijo al centro de rehabilitación Featherstone Lodge por un día.

De acuerdo con la fuente, Charles se enteró de que su hijo había estado consumiendo marihuana. Así que decidió enviarlo al centro para acabar con un posible problema de adicción.

Tiempo después, el Palacio se refirió al tema y manifestó: “este es un asunto serio que se resolvió dentro de la familia. Ahora está en el pasado y cerrado”.

Sin embargo, el listado de “travesuras” de Harry continuó creciendo con los años. Hasta que incluso, en un momento llegó a asegurar que era rebelde de corazón.

De espíritu libre como su madre, Harry expresó en una entrevista que una de las frases que siempre le decía la Princesa Diana es: “puedes ser tan travieso como quieras, mientras no te atrapen”.

Parece que, aunque la frase se quedó grabada en su memoria, el príncipe Harry no ha sabido aplicarla con mucho éxito.

El príncipe Harry: rebelde, pero encantador

Hay muchas facetas del príncipe bad boy y no nos quedaremos con una sola cara de la moneda.

Henry Charles Albert David, o como nosotras lo conocemos, Harry, ha estado en la luz  pública desde su nacimiento.

Con el pasar del tiempo, se ha convertido en el mayor creador de dramas en el Palacio de Buckingham. Pero también ha dado grandes pasos en su servicio militar y trabajo de caridad.

Desde que dejó el ejército en 2015, Harry ha sido visto participando constantemente en obras de sociales.

Entre ellas, el evento para WellChild. Desde allí, se reconoció la valentía de los niños con enfermedades fuertes y aquellos que se encargan de cuidarlos.

Asimismo, en noviembre del año pasado, participó en un festival de deportes para jóvenes en Antigua.

En estos eventos podemos ver a un príncipe que hace honor a su título: amable, sencillo, carismático y servicial.

Actualmente, notamos a un hombre más maduro, centrado y comprometido con su trabajo como miembro y figura de la realeza.

El poder del amor puede ser transformador y tal vez Markle representa el balance que Harry necesitaba en su vida.

Más de Deniz Grey Caballero

Between Flowers Design: el emprendimiento venezolano que florecerá en Weston

Con este mundo globalizado, cada vez más escuchamos historias de emprendimiento inspiradoras...
Leer más