¡Evitar el mal olor en las axilas será sencillo si sigues estos consejos!

evitar el mal olor en las axilas

No es un secreto para nadie que todos en algún momento hemos sufrido de mal olor en las axilas. Y es que la sudoración es una parte esencial del desarrollo humano, sin embargo, es momento de preocuparse cuando esa transpiración excede los límites comunes de nuestro cuerpo. Existen diferentes factores por lo que tus glándulas sudoríparas segregan una cantidad inusual de líquido. Pero para ello debes tener en cuenta algunos de los factores.

Lo primero que debemos entender es que cada persona es diferente. Por ende, su sudoración también lo será. Están quienes solo transpiran cuando hacen ejercicio, y por otro lado tenemos a quienes nunca dejan de sudar. Lo cierto es que cada uno de estos casos son normales. El problema radica cuando el mal olor empieza a ser parte de la vida cotidiana. Esto se puede deber a un desequilibrio en el pH o en una muy mala alimentación.

Ver más: Consejos para cuidar y aclarar las axilas

Tener mal olor en las axilas es un problema desagradable para quien lo padece. Por eso, la dermatóloga Latanya Benjamin nos explica cómo cuidar las axilas para así eliminar este tipo de olores: 

Take note!

¿Cómo evitar el mal olor en las axilas de forma efectiva según la Dra. Benjamin?

Publicidad

Entender a tu cuerpo es lo principal.


Las personas de entre 12 y 25 años, quienes todavía están pasando por cambios físicos, son lo más perjudicados. 


Esto se debe a que el cuerpo está en un proceso de desarrollo. Y sí, esto no termina con la adolescencia…

Conoce tu transpiración

Si no te conoces tú mismo, tu médico no logrará darte las herramientas necesarias.

Lo primero que debes saber es que tenemos 2 tipos de glándulas sudoríparas:

  • Ecrina
  • Apocrina

Cada una de ellas se encarga de producir la sudoración del cuerpo. De igual forma, esta es -por lo general- sin olor. Dicho olor aparece cuando los microorganismos toman contacto con la transpiración, en particular con la producida por las glándulas apocrinas. Y eso significa que tienes diferentes tipos de bacterias en tus axilas.

Publicidad

No obstante, recuerda que el vello axilar puede intensificar el olor desagradable. Sin embargo, como lo explicamos anteriormente, esto se debe  a la interacción de la transpiración segregada por las glándulas con las bacterias superficiales. Y ese olor se vuelve más intenso gracias al vello del lugar. Ya que entre ellos la interacción entre ambos elementos es más propensa.

La mala depilación es un factor importante

evitar el mal olor en las axilas


3 de cada 4 mujeres eligen depilarse el vello de las axilas. Sin embargo, más del 90% de esas mujeres prefieren afeitarse en vez de usar cera depilatoria. Y solo 1% ha optado por la depilación láser. Esto según un estudio realizado por Unilever Consumer Market Insights, Habits & Experiences.


Entendemos que afeitarse es más rápido y menos doloroso. Pero, la irritación que causa la afeitadora genera que las bacterias de tus axilas se multipliquen de forma rápida. Pero tranquila, existen diferentes pasos a seguir para evitar el mal olor en las axilas antes y después de depilarse.

Debes enjabonar la zona:

Utiliza un gel de ducha humectante o una crema de afeitar y aplícala en la zona que quieras rasurar. Y trata de pasar la afeitadora justo cuando tengas la espuma de este producto.

Elije una afeitadora de dos o tres hojillas

Elige una rasuradora simple y cámbiala cada 3 o 4 usos. Y esto se debe a que entre más hojillas, más irritación causas. De igual forma, ello va a depender de la sensibilidad de tu piel.

Pasa la afeitadora en varias direcciones

Con esto garantizas que la máquina no lastime tanto tu piel. Sin embargo, diferentes especialistas afirman que lo mejor es pasarla en forma de X para evitar que la piel se irrite. 

¡Huméctala!

Sí, sabemos que esto lo has escuchado -y leído- en diversas oportunidades. Pero nuevamente queremos recalcar la importancia de usar crema. Esto no solo evita que tu piel se deteriore. Sino que también ayuda a eliminar las partículas de piel muerta que quedan en la zona afeitada. Créenos, esto te ayudará a evitar el mal olor en las axilas. Además, disminuye las probabilidades de que aparezcan esas manchas marrones clásicas de esta práctica de belleza.


Aprende a utilizar correctamente el desodorante

¿Sabías que el uso excesivo de desodorante es una de las causas de hiperpigmentación?

Entendemos que piel es un órgano sumamente sensible. El afeitado constante hace que las axilas se inflaman más, según explica la Dra. Benjamin. Y esto da como resultado que poco a poco se empiece a oscurecer. Cuando ocurre esto, se estimula a las células productoras de pigmentos a que generar más manchas, esto como medida protectora de la piel. Sin embargo, el desodorante también es un factor crucial para su aparición.

Recordemos que el fin principal de este producto es tapar las glándulas sudoríparas. Y esto hace que las impurezas retenidas en la zona se convierten en manchas. Por ello, lo recomendable es aplicar desodorante en barra o gel y pasarlo solamente dos veces por la axila. El efecto protector será el mismo, y con esto evitas que tus glándulas se asfixien. De igual forma, trata de exfoliar la zona cada tres días, con esto evitas que los restos de desodorantes queden pegados en la piel, provocando la aparición de armpits.

Últimos consejos para evitar el mal olor en las axilas…

evitar el mal olor en las axilas

Aplica un poco de bicarbonato con limón después de bañarte, en vez de usar desodorante. Esto eliminará las bacterias del lugar y le dará un poco de aire a las glándulas. Recuerda, este organismo lo tenemos porque necesitamos eliminar las toxinas a través de la transpiración. No vayas en contra de lo natural…

Utiliza un poco de talco. Al igual que el truco anterior, este evita que tu sudoración se junte con las bacterias de las axilas. Es muy sencillo, solo debes aplicar este producto luego de ducharte, y cuando vayas a salir utiliza una toalla húmeda para removerlo. De esta forma evitas que las partícula que el polvo absorbió se queden todo el día allí.

De igual forma, la Dra. Benjamin ha recomendado, a lo largo de su trayectoria, usar antitranspirantes  de la marca Dove. Ello se debe -según explica- a que estos productos cuidan la piel y ofrecen protección contra el mal olor y la humedad durante 48 horas. Además de aportar beneficios para el cuidado de la piel, los desodorantes de Cleartone, formulado con aceite de caléndula, ayudan a la piel regresar a su tono natural. Compensando así algunos de esos problemas de hiperpigmentación, comunes entre las mujeres.


La higiene personal es fundamental para tener una vida llena de salud. Así que si sientes que ninguno de estos consejos te funciona, lo mejor es acudir a un dermatólogo. Quizá lo que tengas sea un poco más serio de lo que crees y solo él podrá detectarlo y darte los medicamentos necesarios.