¡Efectivos remedios caseros para blanquear los dientes!

blanquear los dientes de forma casera

Para blanquear los dientes existen diversos tratamientos y productos que -a largo plazo- pueden afectar la salud de tu doca. Además, estos tratamientos son extremadamente costosos y en ocasiones no funcionan de la manera que esperabas…

Sin embargo, existen algunos alimentos y productos caseros que te pueden ayudar a realizar esta tarea. Lo mejor de esto es que en pocos días verás la diferencia, por eso, ¡hoy te presentamos algunos de nuestros favoritos!

Ver más: Todo lo que debes saber sobre el blanqueamiento dental

Consejos para blanquear los dientes

Para comenzar, debemos entender que los dientes amarillientes son normales. Es más, este es el color adecuado, y a medida que pasa el tiempo estos suele opacarse más rápido.

No obstante, existen productos como el café y el cola negra que hace que nuestros dientes pierdan color de forma rápida…

Si no estás a gusto con el color de tu sonrisa, estás leyendo la página correcta. Existen varios tratamientos y productos para blanquearlos, pero algunos no son tan económicos ni efectivos. Por ello, hoy en Eme de Mujer te mostraremos algunos trucos caseros que nos han funcionado.

Publicidad

¡Dile adiós a esos yellow teeths y renueva tu sonrisa con estos consejos:

Plátano

blanquear los dientes con plátano

Esta deliciosa comida no solo tiene una gran cantidad de potasio. Sino que además te ayuda a blanquear los dientes en dos semanas. 

Su cáscara contiene ácido salicílico y ácido cítrico que ayudan a blanquear naturalmente tu dentadura, sin la necesidad de químicos especiales. El ácido salicílico combate el sarro y el ácido cítrico blanquea las manchas. Así que si quieres lograr resultados rápidos y efectivos, frota la cáscara del plátano sobre tus dientes todos los días por dos minutos.

Luego, retira y vuelve a lavar tus dientes. Repite este tratamiento diariamente.

Publicidad

Pasta hecha a base de fresas

blanquear los dientes con fresas

Este elemento también contiene ácido salicílico que te ayudará a blanquear tus dientes en pocos días.

Para esto, deberás moler dos fresas hasta formar una pasta. Con ayuda de tu cepillo pásalo por tus dientes. Déjalo actuar por 10 minutos. Enjuaga bien hasta que no quede ningún residuo para evitar futuras caries.

Repite este procedimiento dos veces por semana. Verás que los resultados empezarán a notarse en apenas cuatro días.

Bicarbonato de sodio

Sin duda, el bicarbonato de sodio es uno de nuestros elementos favoritos. Es excelente, pues funciona como desinfectante y quita manchas. No solo se aplica en lugares como la cocina o los baños, los dientes también verán los resultados de este poderoso producto.

Este puede llegarse a convertir en tu mejor amigo. Es inofensivo, ecológico y de fácil adquisición. Por este motivo, se ha empezado a utilizar como parte de los elementos fundamentales para algunos tips de belleza. Y es que no solo elimina las bacterias, sino que además permite muchas cosas más.

Es muy efectivo para remover las manchas y elimina el mal aliento. Sin embargo, si se llega a utilizar muchas veces puede dañar el esmalte de los dientes. Así que debes estar atenta a esto.

Mezcla una cucharadita de bicarbonato con una de agua hasta formar una pasta. Cepilla tus dientes con ella. Enjuaga bien. Repite diariamente por 1 semana.

Cáscara de naranja

elimina las moscas con cáscaras de naranja

La frutas te ayudarán muchísimo en todo este procedimiento, pero nuestra favorita es la naranja. Es deliciosa, económica y efectiva.

El interior de la cáscara contiene una sustancia que ayuda a blanquear los dientes rápidamente sin la necesidad de productos especiales. Para lograrlo, solo debes frotar durante 45 segundos con el interior de la cáscara puesto en los dientes.

Cepilla tus dientes media hora después.

Te aseguramos que en apenas una semana sentirás y verás la diferencia.

Levadura de cerveza

elegir la cerveza perfecta

Aunque no lo creas, esta bebida ayuda a mantener lo dientes blancos, pero este tratamiento no consiste en tomar litros y litros de ella. La cerveza, o como nos gusta llamarla en Eme de mujer, “la bebida poderosa”; es una excelente manera de aclarar el tono de tu sonrisa.

Para ello, deberás usar media taza de levadura de cerveza con dos cucharaditas de sal. Mézclalos hasta formar una pasta. Cepilla tus dientes con ella y enjuaga. Repite por dos semanas si quieres lograr disminuir tres o más tonos.

Asimismo, ten en cuenta que este truco será más efectivo en aquellas personas con la sonrisa menos deteriorada. Y esto se debe a que no posee el poder corrosivo propio de un blanqueamiento clásico.

Agua oxigenada

cantidad de agua que se debe tomar

Y para finalizar, llegamos a uno de nuestros favoritos: el agua oxigenada.

Este producto es muy bueno si quieres aclarar un poco tu sonrisa. Sin embargo, es muy abrasivo, por ende, debes tener cuidado porque la utilización constante de este producto puede dañar permanentemente a tus dientes. 

Por eso, te recomendamos cepillarte dos veces a la semana con este producto solamente. Solo debes mojar tu cepillo dental en el agua y dejar actuar por tres minutos. Luego de ello solo deberás enjuagar la boca con agua tibia para eliminar los restos.

Riesgos de hacerse un blanqueamiento dental

La decoloración de los dientes es un proceso sumamente natural y progresivo. Esto va a depender -en gran medida- de nuestros hábitos diarios, así como la comida y bebida que solemos ingerir.

A pesar de que el color natural tienda a estar entre el blanco opaco y el amarillo, es normal dejarnos llevar por los perfect teeths de los artistas. Por eso, es normal pensar que un blanqueamiento o la aplicación de unas carillas hará que tengamos la sonrisa de nuestros sueños. Sin embargo, ¿es correcto hacerlo?

El procedimiento para tener unos dientes más blancos puede causar una serie de consecuencias como hipersensibilidad, hipoplasia del esmalte, desgaste prematuro, fragilidad o lesiones en las encías. Por eso, hoy te presentamos algunos de los riesgos del tratamiento más común: el blanqueo dental.

Algunas de las consecuencias que puedes sufrir son:

  • Hipersensibilidad al frío o calor
  • Hipoplasia del esmalte
  • Desgaste prematuro de los dientes
  • Gingivitis