4 mitos de las grasas que debes evitar

Cuántas veces has escuchado que no comas esto o aquello porque tiene muchas grasas y eso te hará perder la figura y hasta enfermarte, con ciertos productos y alimentos es verdad, pero con otros no. Descubre estos 4 mitos de la grasa y consúmela sanamente

Según lo estándares de nutrición y algunos estudios que hablan sobre ello existen grasas buenas y grasas malas y la verdad es que dependiendo de su porción y forma de cocción las frituras pueden formar parte de una dieta balanceada y saludable. Como siempre nos dicen nada en exceso es bueno, pero las grasas que hay que  evitar consumir son las trans. Conoce más sobre estos mitos:

Ver más: Conoce los 10 mitos sobre el EJERCICIO

1.- La grasa es sinónimo de enfermedades cardiovasculares: esto es falso, las grasas saturadas si son perjudiciales para la salud cardiovascular, pero las insaturadas no. Las grasas que son recomendables para una ingesta saludable y balanceadas son las provienen del aceite de oliva, los frutos secos, el aguacate, pescado azul y las que tienen las carnes, aves y lácteos si se consumen con moderación.

2.- Al comer grasas aumento mi colesterol: esto puede influir, pero no es tan significativo como se cree. Expertos aseguran que el colesterol alto es producido por la síntesis endógena que produce nuestro metabolismo y de nuestra herencia genética. Los nutricionistas están basado los regímenes alimenticios en consumo saludable en vez de restrigir por completo algunos alimentos, de esta forma controlar el colesterol en sangre.

3.- Todas las grasas vegetales son sanas: es falso, aunque parezca que todas las grasas vegetales son sanas, no es así, puesto que existen algunas que son altamente obstructivas para las arterias y algunas de origen animal, como las del pescado azul, que son saludables y combaten las enfermedades cardiovasculares.

Publicidad

4.- El aceite crudo no engorda: El aceite aporta 9 calorías por cada gramo, ya sea frito, crudo, frío o caliente. Sin embargo, durante el calentamiento los aceites generan compuestos que alteran sus características y pueden ser perjudiciales. Es por eso que los profesionales de la salud recomiendan siempre consumir los aceites crudos y no reutilizarlos.

Por Carina Angulo

Imagen: Archivo Eme