3 baños desintoxicantes y relajantes

Cada día el cuerpo se expone a una variedad de factores que ocasionan acumulación de toxinas tanto a nivel interno como externo, en la cual la piel es la primera víctima.

Un baño desintoxicante es la solución para limpiar la dermis, liberar el organismo, promover la buena circulación y eliminar todas las células muertas y toxinas, consecuencia de contaminación ambiental, exposición al sol o mala alimentación. Además, te brindarán una sensación de bienestar y te ayudarán a sentir completamente renovada. ¡Disfruta!

Ver más: Caramelos de jengibre: ¡No solo alivian la tos! Estos son 6 de sus beneficios

Baño revitalizante de jengibre

El jengibre aumenta los niveles de calor, por lo que facilita la transpiración de toxinas. Sus propiedades son antivirales, antioxidantes, anticancerígenas y antibacterianas, por lo que lo convierte en el aliado ideal para combatir gripe, refriados o alguna alergia respiratoria.

¿Cómo prepararlo?

Publicidad

Hierve media taza de jengibre ralla y prepara el baño con agua caliente a tu gusto. Sumérgete en la bañera por media hora para que el cuerpo sienta calor. Finalmente, sécate con una toalla suave.

Baño depurador de arcilla y sales de Epsom

La combinación de sales de Epsom y arcilla hacen de este baño el tratamiento ideal para la piel. Las sales de Epsom, ayudan a reponer el nivel de magenesio del cuerpo, combatiendo la hipertensión. A su vez, elimina las toxina y forma proteínas en el tejido cerebral y articulaciones. La arcilla calma la piel y ayuda a renovarla.

¿Cómo prepararlo?

Derrite ½ taza de sales Epsom en una taza con agua tibia. Mezcla la arcilla en una taza separada y luego disuelve todo en el baño. Deja reposar la mezcla unos 5 minutos y adéntrate en este delicioso baño.

Publicidad

Baño desintoxicante de vinagre de manzana

El olor de este baño puede resultar un poco molesto. Sin embargo, si lo combinas con aceites esenciales podrás mejorar su aroma. El vinagre de manzana es ideales para restaurar el pH de la piel, desintoxicarla y suavizarla. Es ideal para combatir las infecciones y calmar la piel irritada.

¿Cómo prepararlo?

Agrega en la tina con agua caliente una taza de vinagre de sidra de manzana. Sumérgete unos 20 minutos y enjuaga como de costumbre.