5 cosas que dañan tus cutículas

No pasarás mucho tiempo pensando en tus cutículas, pero cuando están secas, dañadas, te duelen y sangran, seguro empezarás a prestarles atención

Las cutículas merecen cuidados adecuados que la mayoría hemos estado ignorando. Cuando cuidas de tus uñas y tus cutículas, tus manos no sólo se verán mejor, sino que también estarán saludables. Y seguro te preguntas… pero, ¿qué daña las cutículas?

Ver más: ¿Es malo cortarse las cutículas?

Relacionadas: Tips para tener uñas saludables

-Morderte las uñas: Nunca deberías morderte las uña y hay muchas razones que lo explican. Además de que es asqueroso, lastimas tu piel, tus uñas y tus cutículas. De hecho, morderte las uñas es probablemente la razón más grave e importante por la que dañas tus cutículas, así que es hora de perder ese hábito.

-Cortar las cutículas: Muchos manicuristas profesionales cortan la cutícula, pero esto, a pesar de verse bonito, es muy malo para tus manos. Un desliz de la tijera podría perjudicar la cutícula de manera permanente, sin mencionar que es muy doloroso y podría infectarse.

Publicidad

-No humectarlas: ¿Sabías que tus cutículas forman parte de tu piel? Ésta obviamente es más gruesa, lo cual indica que tus cutículas son más frágiles y vulnerables. Cada vez que utilices tu crema humectante, te recomendamos darle unos segundos a tus cutículas también.

-Las infecciones de la piel arruinan tus cutículas: Si te da una infección de la piel, asegúrate de tratarla adecuadamente para evitar que el daño se propague hasta las cutículas. Y recuerda, cualquier infección en la piel debe ser tratada solamente con un dermatólogo, no con nadie más.

-Una mala dieta: Tus uñas y cutículas necesitan ciertos nutrientes para seguir saludables y fuertes. Cuando tu dieta se basa en comida chatarra y no recibes las vitaminas y minerales apropiados, éstas terminan secas y dañadas. Así que asegúrate de comer con variedad de los grupos alimenticios apropiados para cubrir tus necesidades.

Si tu profesión requiere lavarte las manos constantemente (como enfermera o pediatra), sería importante que cuidaras del estado y condición de tu piel (y cutículas), usando guantes a la hora de limpiar utensilios o herramientas. De igual manera, si tienes que lavar los platos todos los días, es importante que cuides tus manos de tantos químicos.

Te puede interesar: ¿Padeces onicofagia?

Publicidad

Por Andrea Bouchot

Imagen: Archivo Eme

Más de Equipo Eme

¿Por qué deberías ir al psicólogo al menos una vez en la vida?

Deja atrás los estigmas y aprovecha los beneficios de esta profesión
Leer más