Cómo hidratar los labios

Imagen: itrucosbelleza.com

Probablemente no lo sepas, pero la piel más delgada y sensible del cuerpo es la de los labios. Tenerlos saludables no es tarea fácil, pues son muchos los factores externos que pueden romperlos. Esta parte del cuerpo requiere un cuidado constante y exhaustivo, así que prestá mucha atención a los consejos que te ofrecemos para tener labios hidratados e irresistibles.

Aléjalos de…

Ver más: Cómo maquillar tus labios en mate

  • La saliva. Su composición alcalina hace que sea la primera causa de la irritación y dermatitis labial: arrugas y descamación de la piel.
  • El sol. Es tan dañino como la saliva, solo que quema y reseca los labios a través de los rayos ultravioletas.
  • El frío y el calor. Cualquier cambio extremo de temperatura se notará en tus labios.
  • Los cítricos. Son capaces de alterar el pH de la piel y provocar el desprendimiento de sus capas.
  • Labiales permanentes. Su fórmula química de larga duración reseca y rompe la piel de los labios.
  • Los dientes. Morder tus labios hace que se cuartee y se reseque la piel.

Imagen: Oriente20.com

 

 

Publicidad

 

Repáralos

  • La técnica del cepillo. Pasa sobre tus labios nuevamente un cepillo de dientes limpio. Esto eliminará los pellejitos sobrantes.
  • Exfólialos. Al igual que la piel del rostro y del cuerpo, la piel de los labios también acumula células muertas. Elimínalas con un exfoliante especial para labios y si no tienes aplica un poco de tu exfoliante facial y masajea suavemente.
  • Remedios caseros. Unta tus labios con un poco de cristal de sábila, su propiedad antioxidante ayudará a regenerar la piel.
  • Desmaquíllalos. Todos los días al retirar el maquillaje de tu rostro enjuaga también tus labios para eliminar cualquier residuo de pintura o comida que pueda haber en ellos.

Imagen: visaopopular.com.br ¡Consiéntelos!

  • Hidratación. Aplica todos los días barra hidratante sin perfume ni sabor en tus labios. Procura hidrataros al menos tres veces al día y cada vez que vayas a pintarlos. Si no tienes un bálsamo labial la vaselina es una buena opción.
  • Protégelos. Ten siempre a la mano un protector solar para labios. Los rayos ultravioletas no son exclusivos de la playa, están presentes en todas las ciudades y en días soleados y nublados. Aplica protector solar en tus labios antes de salir de casa y retoca al mediodía. Si estás en la playa o en la nieve el retoque del protector debe ser cada dos horas.
  • Labiales. Las pinturas de labios sin aroma y con vitamina E evitan la resequedad de la piel. Por lo general, al aplicar uno de estos labiales los labios lucen hidratados y cremosos.
  • Al terminar el día. Todas las noches, antes de dormir, colócate un poco de hidratante para lubricar tus labios mientras descansas.

Publicidad