8 consejos infalibles para cuidar tu piel en verano y LUCIR RADIANTE

rutina de cuidado de la piel en verano

¿ Qué imaginas cuando piensas en tu piel en verano ? Piel suave, firme y brillante con un toque de bronceado, que le brinda ese look perfecto like sunkissed. Pero, la realidad puede dificultar el brillo de la piel en verano. Este es el por qué..

Los veranos pueden ser brutales. Cuando la temperatura se eleva, el calor y la humedad pueden hacer que las glándulas de aceite ya activas sean hiperactivas. Eventualmente terminará con un exceso de sebo alrededor de la zona T.

Ver más: Cómo cuidar la piel oscura

NI hablar de las erupciones con picor, quemaduras solares y signos prematuros de envejecimiento. Es por eso que necesitas una rutina de cuidado de la piel adecuada como tu primera línea de defensa.

El verano nos encanta. En esta época todo es diversión, playa y sol. That we already know. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta algunos consejos que serán vitales para el cuidado de tu piel durante estos días.

Keep scrolling  para descubrir cómo lucir una piel radiante en el verano de forma natural.

Publicidad

¿Cómo afecta el verano a tu piel?

Tal como lo mencionamos, el aumento de las temperaturas durante los meses de verano, combinado con la humedad y el calor, puede aumentar la actividad de las glándulas sebáceas. Esto hace que la piel grasa se vea más grasa y la piel seca se vea áspera y con manchas.

La intensidad de los rayos solares también causa el bronceado al producir más pigmentos de melanina. Si bien todos somos conscientes de que más melanina significa piel más oscura, pocos relacionan la piel quemada por el sol con el envejecimiento y el cáncer.

El calor también puede hacer que se abran más poros. Lo que puede obstruirse con la suciedad y el aceite, atrapando las bacterias y causando acné, granos y manchas en la cara.

Oh wow, and that’s a lot!

cómo cuidarse la cara en verano

Publicidad

8 consejos para tener una radiante y saludable piel en verano

Considera un cambio cuando se trata del lavado de tu cara

Cuando pases de invierno a verano, debes recordar que el lavado de tu cara tiene que cambiar.

Mientras que en los inviernos, un lavado de cara nutritivo hace el truco, en los veranos, se requiere un lavado de cara que pueda extraer el exceso de grasa de la piel.

Si tienes la piel seca, considera usar un limpiador no espumante. Esto sería ideal para la piel mixta también. Lávate la cara muchas veces durante el día para mantener tu piel limpia y fresca.

Incluye antioxidantes en tu rutina de cuidado de la piel facial

Invertir en un buen suero antioxidante durante el verano. Un suero antioxidante no solo hidrata su piel, sino que también puede proteger tu piel del daño ambiental.

También puede ayudar a aumentar la producción de colágeno y eliminará los radicales libres dañinos para evitar el maltrato en la piel. Es un gran consejo sobre cómo cuidar la piel mixta, así como la piel normal a grasa durante el verano.

Recuerda que puedes incluir antioxidantes en tu régimen de cuidado de la piel agregándolos también a su dieta. Abastecerse de frutas cítricas, vegetales de hojas verdes, té verde, nueces y granos enteros para tener una piel más joven.

Reduce el uso de maquillaje

El verano significa que debes aliviarte o liberarte del maquillaje. Usa un mínimo de maquillaje facial para permitir que la piel respire mejor.

La humedad y el calor suprimen la capacidad de la piel para respirar y estresarla. Evita cualquier cosa pesada en la cara.

Usa un humectante teñido, bálsamo labial teñido y kajal orgánico en verano para que tu piel descanse.

cómo hidratar tu piel en verano

Usa un tonificador refrescante

Usar un buen tóner puede ayudarte a cerrar los poros abiertos. Esto es esencial en verano para evitar la acumulación de aceite en los poros abiertos.

La zona T de la cara tiene la mayor concentración de glándulas sebáceas y tenderá a verse más resbaladiza en los meses de verano. Presta atención a esta zona mientras tonificas tu rostro. Utiliza un tóner a base de pepino o aloe vera que sea ligero y refrescante.

Cambia tu crema hidratante

Para el verano, tienes que deshacerte de las cremas pesadas y frías y de las cremas hidratantes cargadas de manteca de karité para obtener un humectante más ligero.

No nos malinterpretes. No quiere decir que tu piel no requiere humedad en el verano. El cuidado de la piel en verano requiere un producto más ligero y no graso que se adapte al clima.

¡Haz el agua tu mejor amiga!

Las temperaturas más altas y más tiempo al aire libre conduce a la deshidratación interna, que puede provocar dolores de cabeza y mareos.

Lo que puedes hacer es tomar ocho vasos de 8 onzas de agua simple y filtrada todos los días ayudan a mantener un equilibrio crítico de la humedad del cuerpo y la piel, y ayudan a la desintoxicación.

Si tomas bebidas con cafeína, ¡debes triplicar la cantidad de agua que bebes!

cómo tratar la piel en verano

En caso de dudas, aplica (y vuelve a aplicar)

No es suficiente simplemente aplicar protector solar: debes aplicar lo suficiente y aplicar con frecuencia. Los estudios indican que la mayoría de las personas no aplican tanta protección contra la luz del día como deberían.

Una cucharadita para la cara. Para el cuerpo, casi tanto como llenarías un vaso de shot.

Puedes volver a aplicar cada dos horas. Nuestro consejo, es que te mantengas alejada del sol del mediodía de media mañana a última hora de la tarde siempre que puedas.

Protector solar

Aunque suene repetitivo, es indispensable que uses protector solar así como un labial especial. Aplica el producto 15 minutos antes de entrar al agua o cuando te dispongas a tomar sol. Puedes repetir su empleo.

Las sofisticadas fórmulas y la tecnología de hoy te permiten seleccionar la protección solar que funciona con la condición de tu piel.

Esto significa que puedes elegir fórmulas matificantes sin aceite, fórmulas emolientes extra para pieles secas o fórmulas sin sustancias químicas para pieles sensibilizadas y reactivas.

Más de Deniz Grey Caballero