¿Sufres de ACNÉ?: ¡No hagas esto!

cuidado de tu piel

Todos soñamos con tener una piel como la que se ve en las portadas de las revistas. Resplandeciente, clara y sin granos, pero todo ello viene con un cuidado de tu piel sumamente especial y sobre todo acertado.

Algunos de tus hábitos con respecto a la limpieza y cuidado de la piel pueden parecer inofensivos, pero en realidad estarían afectando mucho más de lo que ayudan a solventar tu acné.

Ver más: ¿Te pondrías orina en la cara para liberarte del acné?

Tales prácticas podrían afectar tu apariencia y todavía te estarías preguntando qué es lo que realmente está ocurriendo.

Por ello aquí te dejamos esas cositas que has venido haciendo y no producen buenos resultados.

Publicidad

Errores frecuentes en el cuidado de tu piel

  1. Limpiar muy bruscamente la piel propensa al acné

El uso de productos o técnicas ásperas y abrasivas, tal vez el uso de una esponja vegetal, puede hacer que maltrate más tu piel.

Según el Dr. Warren Shapiro, vicepresidente de Investigación y Desarrollo de Neutrogena, el sobrerrecubrimiento y el uso de exfoliantes fuertes pueden irritar la piel y dificultar el aclaramiento, la curación y el cuidado con el acné.

Usar un exfoliante suave algunas veces por semana puede ser la solución. Eso sí, sin ser demasiado brusco con las manos. Al intentar con un cepillo exfoliante limpiarías los poros sin irritar la piel de tu cara.

2. Poner el medicamento contra el acné solo en las espinillas

Los medicamentos para el acné no solo aceleran el proceso de curar las espinillas existentes,  sino que también ayudan a prevenir nuevas espinillas. Este tip te ayudará para el cuidado de tu piel.

Para mantener tu piel limpia, aplica el medicamento contra el acné que te recomendó tu doctor en todas las áreas donde te suelen aparecer las espinillas así podrás prevenir nuevos enrojecimientos.

Publicidad

3. Apretar las espinillas

Exprimir las espinillas puede ser muy provocativo, porque puede parecer la vía más fácil de solucionar el problema.

Sin embargo, hacer eso es uno de los errores más fatales. Apretar las espinillas puede propagar la infección.

Así empeorando tu piel y dejando la posibilidad de una cicatriz en tu rostro ¡No toques tu cara!

4. No lavar bien tu cara

Si no enjuagas completamente el jabón esto puede ser un irritante potencial en tu piel y hacer que el enrojecimiento por acné y las espinillas luzcan peor.

Por ello, asegúrate de lavar bien tu cara después de la formación de espuma con 30 segundos de agua debería ser suficiente para eliminar todo rastro de jabón.

5. No usar protector solar

No importa que el clima esté nublado o lloviendo, los rayos ultravioleta siempre se filtran y no usar el protector solar puede provocar que tu piel se manche.

De las cosas más graves que puede ocurrir con el cuidado de tu piel es que saltarse este paso puede aumentar la aparición de arrugas, líneas finas y por último estarías más propensa a desarrollar cáncer de piel.

También las quemaduras con el sol pueden resecar las espinillas temporalmente.

Pero eso no es del todo bueno, porque hará que estallen con más fuerzas, ya que con el efecto de la resequedad, tu piel produciría más aceite.

6. Uso inconsistente de medicamentos para el acné

Si solamente aplicas el medicamento para el acné dos o tres veces a la semana, este no será tan efectivo.

Tratar de compensar con la aplicación excesiva puede dañar tu piel e irritarla. El cuidado de tu rostro se vería totalmente afectado por este error común.

De igual manera, con esta forma de aplicar el medicamento, las espinillas no cicatrizarían más rápido.

Esto debido a que la piel solo puede absorber una cierta cantidad de ingredientes activos del producto.

Por ello, deberías aplicar consistentemente dos o tres veces al día tu medicamento para que controles el acné.

7. No usar humectante porque tu piel es grasa

Aunque tu rostro se vea brillante o tengas una sensación grasosa en él, eso no significa que no deba ser hidratada.

Después del apropiado lavado de tu cara, siempre se elimina cierto nivel de humedad. Usar una crema hidratante protegerá tu piel y lo preparará para el maquillaje.

Ponte un humectante que no agregue aceite a tu cara o te deje una sensación grasosa.

8. Fumar

Todos sabemos que fumar uno de los vicios más perjudiciales para la salud, pero hay otra razón para que nunca enciendas un cigarrillo.

La nicotina contrae los vasos sanguíneos e incluidos los  que alimentan la piel.

Al fumar, tu piel queda privada de esos nutrientes adecuado provenientes de tu sangre afectando su apariencia.

9. Pasar demasiado tiempo en la ducha

Poner el agua demasiado caliente o quedarse en la ducha o bañera por mucho tiempo no hidrata precisamente tu piel e incluso puede causarte que pierdas los elementos en ella para mantenerse humectada.

La solución a ello está en que el agua solo debe estar lo suficientemente caliente para que sea cómoda.

Además, solo necesitas unos minutos en la ducha, no una eternidad, ya que eso perjudicaría tu rostro.

10. Secar en exceso tu piel a modo de controlar el acné y la grasa

El uso de jabón fuerte o en medidas exageradas puede eliminar el sebo de la piel afectando su cuidado.

Este sebo ayuda a dar flexibilidad a la piel y sin ella puede agrietarse.

Perdería entonces sin el sebo la función de barrera que protege la piel, aumentando el riesgo de irritación e infección.

Utiliza siempre un limpiador suave o una barra limpiadora, seguido de una solución para el acné que no se seque demasiado y contenga un bajo porcentaje de ácido salicílico y peróxido de benzoilo.

¡Sigue estos consejos para el cuidado de tu piel!

Cómo prevenir el acné

Más de Lailyn Buvat