El estrés influye en la salud de tu piel

El estrés es frecuente en nuestra vida, y muchas veces olvidamos que incrementa la aparición de diversas enfermedades y condiciones. La piel no es ajena a esto, ya que también sufre las consecuencias de esta reacción. Por ejemplo:

-Si eres de piel sensible y vives en un estrés constante es normal que presentes picazón y descamación. Lo ideal es que utilices cremas humectantes, siempre y cuando sean recomendadas por un dermatólogo.

Ver más: ¿Sabes cómo se refleja el estrés en nuestra piel? ¡Aprende a identificarlo!

-En ocasiones la piel pierde brillo y luce pálida o enfermiza, puede deberse a las radiaciones solares o falta de hidratación. Se aconseja utilizar cremas que la reconstruyan.

-Las pieles maduras presentan arrugas y son recurrentes las ojeras. Para estos casos opta por cosméticos capaces de devolverle elasticidad y luminosidad.

Junto a los diversos productos estéticos que hay en el mercado, puedes optar por mascarillas antiestrés a base de:

Publicidad

Pepino

Tiene propiedades desinflamatorias y astringentes. Limpian y suavizan la piel. Además, son muy buenas para relajar el rostro. Puedes preparar un puré o colocar simplemente varias rodajas. Te dará frescura.

Miel y huevos

También es recomendable mezclar miel y huevos. Aplica sobre tu rostro. Deja actuar por 20 minutos y retira. Es un excelente método de humectación.

Fresas con crema

Publicidad

Además de ser un postre delicioso, hidrata y mejora el aspecto de la piel en varias sesiones. Coloca la preparación en tu rostro por 15 minutos y retira con agua fría. Las fresas favorecen la elasticidad y eliminación de  manchas. Por su parte, la leche la brinda suavidad y vitaminas.

Verdolaga

Combinar esta planta con aceita de oliva es una alternativa para retrasar el envejecimiento. Tritura y deja actuar por media hora.

También es recomendable algunas hierbas como: tomillo, té blanco y aloe vera.

Imagen: imdermatologico.com

Más de Cecilia Avilés