Errores que cometes con tus cejas

Las cejas son la parte más importante del rostro, ya que estas definen el atractivo de la mirada y potencia los rasgos faciales

Relacionada: ¿Qué tipo de cejas te favorecen?

Ver más: ¿Qué tipo de cejas te favorecen?

Relacionada: Las cejas definen el rostro 

Muchas cometen errores al momento de depilarlas y maquillarlas en exceso, para evitar que seas una de ellas te damos los errores más comunes que se cometen.

Depilarte antes de bañarte

Publicidad

Cuando te depilas antes de bañarte resulta mucho más doloroso e irritante, para evitar estas molestias intenta realizarlo después, ya que los poros se abren y los folículos pilosos se suavizan.

Espejo en aumento

Estos espejos son muy útiles cuando nos estamos maquillando, pero si lo utilizas como apoyo para depilarte las cejas es muy posible que retires más de lo que necesitas.

Depilación diaria

Al sacarte las cejas diariamente solo estarás consiguiendo perder la forma que querías. Lo recomendable es hacerlo una vez a la semana, de esta manera podrás moldearlas como quieras.

Publicidad

Utilizar pinzas viejas

Hacer uso de pinzas viejas afectas el resultado final y corres el riesgo de infectar tu cutis. Lo ideal es tener una nueva y cuando termines de usarla límpiala con alcohol etílico.

Color de lápiz para cejas

Si optas por comprar uno que sea del mismo color de tu cabello, tus cejas se verán muy falsas. Para evitar esto, tienes que elegir uno que sea uno o dos tonos más claro que tu melena.

Depilas mucho entre las cejas

Esto te dará un aspecto bastante raro, afectará tus rasgos faciales y hasta tus expresiones. Debes tener en cuenta que mientras más separadas estén más prominente se verá tu nariz.

Arco muy pronunciado

Es cierto que debes dejar un arco para que tus cejas se vean más perfectas, pero si lo exageras modificará tu expresión facial.

Depilas a contrapelo

Es molesto ver unos pequeños puntos negros que no podemos retirar porque son muy pequeños para la pinza. Esto ocurre porque te depilas en la dirección contraria del crecimiento del vello.

 

Más de Yessica Mardelli