¿Es malo cortarse las cutículas?

Al realizarte la manicura siempre dudamos si tenemos que cortar las cutículas o no, pero esto se debe evitar sin importar qué tan bien se vean tus manos

5 cosas que dañan tus cutículas

Ver más: 5 cosas que dañan tus cutículas

El principal objetivo de las cutículas es proteger las uñas para evitar que penetren en ellas agua, humedad u otros organismos.

Cuando la humedad llega a ingresar en la uña es común que la piel a su alrededor se torne roja, se hinche o desarrolle una infección conocida como paroniquia crónica, esta genera que la uña crezca de forma anormal.

Al cortar o morder la cutícula estás poniendo en peligro la matriz principal de la uña, lo cual puede ocasionar depresiones, rugosidades o decolación.

Publicidad

Se debe tener en cuenta que la cutícula actúa como una barrera protectora para impedir que las bacterias penetren en ellas. Cuando estas llegan a ingresar ocasionan una infección llamada paroniquia aguda, la cual se tiene que tratar con un especialista y tomar antibióticos.

Cómo mantener tus uñas impecables

La forma correcta de cuidar las cutículas es empujarlas hacia atrás, para ello se tiene que dejar ablandar así podrás notar cuánto debes remover de la zona. El instrumento ideal para esto es el palito de naranjo, ya que su estructura permite y facilita esta acción.

Una vez empujada la cutícula, se deben hidratar muy bien, puedes optar por aceites especiales o cremas. Por las noches utiliza una toalla caliente y colócala sobre las manos justo después de hidratarlas, esto permite que los nutrientes se absorban de manera más rápida.

Es importante evitar el uso de productos para remover las cutículas, debido que estos afectan la barrera protectora pues contienen materiales alcalinos que destruyen la queratina.

Publicidad

Más de Yessica Mardelli