Hábitos “inocentes” que dañan tu cabello

Tener una melena perfecta es el sueño de todas las mujeres, esto se puede conseguir aplicando productos y secándolo, pero lamentablemente esto ocasiona daños al cabello

A continuación te mostramos los hábitos que pueden estar perjudicando la salud de tu pelo:

Ver más: Puede que no te des cuenta... ¡Pero estas costumbres dañan nuestro cabello!

Dormir con el cabello mojado. Cuando el pelo está húmedo se encuentra en un estado muy frágil, y cuando dormimos tendemos a movernos mucho.

Usar el secador cuando tienes el cabello muy mojado. Si estás apurada y necesitas secar tu cabello apenas sales de la ducha, puede perjudicar tu melena. De esta forma expones a tu pelo a una mayor cantidad de calor, lo recomendable es secarlo cuando está 50% más seco.

Mal uso de la plancha. Los errores más comunes al utilizar la plancha para el cabello son: colocar una temperatura excesiva, usar mientras tienes el cabello mojado y apretarla mucho. La mejor forma de usarla es pasarla por la melena cuando esté seca dejándola un poco abierta, de esta manera no recibirás calor directamente.

Publicidad

Peinarte de arriba abajo. Esto debes evitarlos sobre todo si tienes el cabello muy largo, ya que al comenzar de arriba si encuentras un nudo es probable que te arranques algunos pelitos. Lo recomendable es comenzar de abajo hacia arriba, así desenredas tu melena más rápido.

Tener el cabello recogido por mucho tiempo.  Hacerte constantemente una trenza o una simple coleta causan mucho daño a tu melena, ya que la presión debilita las hebras haciendo que se rompan. Al recoger tu cabello utiliza un aceite para que lubriques un poco las hebras.

Excesivo uso del champú en seco. Este producto es imprescindible cuando no se tiene tiempo de lavar la melena, pero también tiene efectos negativos, ya que al usarlo en exceso puede tapar los folículos.

Usar el acondicionador equivocado. Es importante leer las etiquetas de todos tus productos de belleza. Los acondicionadores que dicen que son “fortificantes” o “devuelven la fuerza” tienen mucha proteína en su fórmula. Esto no tiene nada de malo, pero cuando se utiliza en cada lavada puede ocasionar que las hebras se debiliten con el tiempo.

Publicidad

Más de Yessica Mardelli