Sábila, una opción natural para combatir el acné

Sus hojas son carnosas y gruesas, de colores que varían entre gris y verde. Cada una de sus orillas está cubierta por espinas. Su tallo es bastante corto y presenta ramificaciones abundantes. Posee flores amarillas, naranjas o rojas. Su forma de multiplicación es por semillas o retoños. Además, en su interior se encuentra un gel o cristal que posee múltiples propiedades curativas.

La sábila es nativa de las regiones áridas. Sin embargo, hoy en día podemos encontrarla en múltiples naciones del mundo. Estas plantas se cultivan en jardines o macetas. Se adaptan fácilmente a cualquier lugar y pueden conservar el agua de la lluvia, permitiéndole sobrevivir por mucho tiempo, a pesar de las altas temperaturas y sequías.

Ver más: Alivia el acné con aloe vera

El poder de su cristal

El gel de aloe vera produce cambios en la piel, es regenerador celular, hidrata las capas más profundas y actúa como una especie de filtro solar. Es ideal en casos de acné o para mejorar cualquier otro problema dermatológico. Asimismo, retrasa el envejecimiento, un tema que preocupa a muchas mujeres. Está indicada para todo tipo de pieles, ayuda al crecimiento de células nuevas, cura manchas y cicatrices, ataca cualquier infección e incrementa el colágeno.

Gel-hidratante-de-sabila_MLM-F-68005010_2282

Publicidad

¿Tienes acné? Además del tratamiento que estés llevando a cabo, bajo supervisión médica, las recetas naturales pueden ser de gran ayuda. Si tienes una planta de sábila en casa, intenta realizar este peeling:

 -Toma el cristal y licúa con avena en hojuelas, hierbabuena y hojas de menta.

-Agrega una cucharadita de azúcar.

 -Añade una cucharada de agua tibia y mezcla la preparación.

 -Aplica el contenido en tu rostro y masajea de forma suave por 10 minutos.

Publicidad

-Luego retira el tratamiento con agua.

 Hazlo una o dos veces por semana y verás los cambios.

presentaciones-del-aloe1

Más de Cecilia Avilés