Tónicos naturales para el cuidado del cabello

Tener un cabello sedoso y sano puede tomar mucho trabajo, algunas veces invertimos grandes cantidades de dinero en productos industriales que solo ofrecen resultados momentáneos, por eso aquí te mostramos cuatro fáciles tratamientos que puedes hacer tú misma:

Relacionada: Mascarillas naturales para el cabello 

Ver más: Remedios caseros para que crezca tu cabello más rápido

Aceite de almendras: Calienta dos cucharadas de aceite de almendras, y con ellas masajea el cuero cabelludo antes de ducharte. Haz esto dos veces por semana y tendrás un cabello más brillante y resistente.

Agua de romero: Este tónico estimulará el crecimiento del cabello y disminuirá la aparición de caspa. Toma algunas hojas de romero y hiérvelas con agua destilada, aplícala como último enjuague, luego del baño en el cuero cabelludo.

Yema de huevo: Esta funciona como acondicionador natural, aportando a tu cabello suavidad, fuerza y brillo. Mezcla dos yemas de huevo con una cucharada de agua. Aplícalo en todo el cabello y deja actuar durante 15 o 20 minutos. Luego enjuaga bien con champú.

Publicidad

Te puede interesar: 5 Tips para eliminar el mal olor del cabello

Glicerina: Haz un humectante casero, solo necesitarás un envase aerosol en el que mezclar partes iguales de glicerina líquida vegetal y agua agita bien y si deseas puede agregas dos gotas de el aceite esencial de tu preferencia. Aplícalo luego de lavar tu cabello, esto es ideal para las personas con rulos pues previene el frizz y absorbe la humedad.

Si desea también puede añadir dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana en el último enjuague de agua, cuando te duches, este es un gran fortificante y contiene muchos nutrientes.