Beneficios de tomar agua tibia con miel

Empezar el día con un vaso de agua tibia con miel puede ser más saludable de lo que crees, y si a esto le sumas un desayuno variado, justo y equilibrado, gozarás de mayor energía y de un sistema inmunitario más fuerte y resistente.

Conoce cuatro buenas razones por las que deberías incluir en tu dieta un vaso de agua tibia con miel:

Ver más: Descubre cuánta agua debes tomar según tu peso

Te puede ayudar a bajar de peso

La miel puede ser un sustitutivo muy adecuado del azúcar, lo que te ayudaría a reducir parte de esa ingesta calórica que te  hace subir de peso. Además, regula otras funciones relacionadas con el aumento de peso, depurando tu organismo y generando sensación de saciedad.

Asimismo, si deseas perder peso de forma saludable, puedes tomar un vaso de agua tibia con miel y una poco de canela al levantarte y en la noche, justo antes de acostarte. De este modo conseguirás acelerar el metabolismo.

Publicidad

Mejora tu digestión

Al tomar un vaso de agua tibia con miel en ayunas, las mucosas estomacales e intestinales son mucho más receptivas a los componentes naturales de la miel, a sus enzimas y bioelementos.

El agua caliente ayuda a reblandecer parte de esas toxinas adheridas a los intestinos, y va a conseguir depurar y arrastrar todos esos elementos de desecho, logrando un mejor digestión de alimentos y absorción de nutrientes. Además, la miel actúa como un antibiótico natural, combatiendo bacterias que puedan causarte infecciones estomacales.

Estimula el sistema inmunitario

Si eres constante al tomar el agua tibia con miel, tu sistema inmunitario se irá reforzando poco a poco, pues contiene vitaminas, minerales y aminoácidos capaces de aumentar las defensas. También regula el nivel de cortisol en la sangre, reduciendo tus niveles de estrés.

Publicidad

Reduce el impacto de las alergias

La miel actúa aliviando algunos síntomas característicos de las alergias como la tos, la irritación, la sequedad de garganta, el asma y el nerviosismo. Además, su efecto protector va a hacer que estés mucho más protegida frente a esos componentes ante los que el organismo reacciona.

Ten en cuenta que …

  • Debes tomar el agua con miel 20 minutos antes del desayuno.
  • Nunca añadas la miel al agua cuando ésta esté hirviendo, puesto que puedes cambiar la composición molecular de la miel. El agua debe estar tibia.
  • Compra siempre miel pura de abejas. En ocasiones, las que ofrecen en los supermercados pueden estar adulteradas con un exceso de azúcar poco saludable.

Más de Joselyn Vasquez Beaujon

Aceites naturales para lograr rizos perfectos

Luce una melena hidratada y libre de frizz
Leer más