¿Por qué la exfoliación facial es nociva? You better know it!

ingredientes naturales

De muchas maneras, ha quedado por cierto que una de las claves para mantener la piel del rostro saludable es realizarnos una exfoliación facial de vez en cuando. Podríamos aplicarla al menos una vez a la semana para asegurarnos de tener la piel bonita.

Sin embargo, para el farmacéutico Pedro Catalá, creador de la firma cosmética natural Twelve Beauty, hemos estado muy equivocados todo el tiempo. Para Catalá, la exfoliación facial no es necesaria y mucho menos recomendable.

Ver más: Afeitarse, la nueva polémica de belleza

Según explicó el experto, este tip con el que nos hemos guiado en la mayoría de nuestras rutinas de belleza, posiblemente tenga que ser desterrado.

Aunque lo hayamos recomendado mil veces con santa devoción. El motivo para el farmacéutico es muy simple.

“Las células muertas que intentamos eliminar con la exfoliación tienen una función barrera y protectora de la piel”.

Publicidad

Por lo que sería una agresión directa a la piel, frente a lo que explica el experto. Su afirmación se basa en que la piel se exfolia de manera natural cada 28 días. Ya que las células más maduras de la piel se van desprendiendo por sí solas.

La exfoliación facial representaría un riesgo en la salud de nuestra piel

¿Por qué la exfoliación facial sería contraproducente?

Catalá nos advirtió que aunque tengamos en muy alta estima este paso para la higiene facial, esta acción nos deja una consecuencia muy grave. “Puede que la piel parezca estar más luminosa, pero el costo para la salud de nuestra epidermis es bastante alto“, comentó.

Para el farmacéutico cuando tenemos una piel saludable, hidratada y con el pH balanceado podemos tener los mismos resultados que cuando intentamos aplicar una exfoliación facial.

Todo ello, sin el daño que pueda causar la técnica que se ha recomendado por años. Usualmente, después de una exfoliación sentimos “quemazón, irritación o nuestra piel se enrojece”.

Publicidad

Esto se debería a que nuestra piel queda desprotegida y vulnerable. Por ello estaríamos dejándola expuesta a factores externos, al clima, polvo, suciedad y a contraer posibles enfermedades.

A pesar de todo esto, Catalá confirma que en algunos casos una exfoliación química, sí puede dar resultados positivos. Como en los que la piel sufre de queratosis pilaris o las pieles que son muy impuras.

¿Cómo mantenemos nuestra piel limpia?

Pedro Catalá describió que una limpieza diaria que esté bien hecha sería suficiente para cuidar nuestro rostro y mantenerlo en buen estado. “La limpieza conlleva a la fricción de la piel y de esa manera representa una agresión para el rosto”, confirmó.

De esta forma, según Catalá la elección del producto es lo más esencial. El experto recomendó una limpieza rápida por las mañanas y  una más rigurosa y delicada por la noche. Cada una con fórmulas compatibles a la composición de cada piel.

Para Pedro Catalá, la exfoliación facial deja a nuestra piel sin su protección natural.

Una limpieza diaria perfecta se realizaría con lo que el farmacéutico sostiene como el mejor producto para ello: la tradicional leche limpiadora aclarada con agua.

Aunque ciertos estudios califiquen el agua como sustancia irritante, con la temperatura adecuada funcionaría perfecto para el caso.

Usar agua tibia junto con la leche limpiadora sería la mejor solución.

Aplicando el producto directamente con la piel y dando un ligero masaje podríamos evitar la fricción que crean las esponjas o demás productos que también pueden albergar microrganismos.

Una mascarilla de arcilla aplicada una o dos veces por semana sería el sustituto perfecto de una exfoliación facial

El perfecto sustituto de la exfoliación facial

Puede que queramos implementar un método de limpieza diaria exhaustivo. Pero para limpiar más profundamente se aconseja usar una o dos veces por semana unas mascarillas de arcilla.

Eso sí, 100% arcilla, ya que contiene acciones purificantes y ligeramente exfoliantes. Por lo que pueden ayudarnos con el resultado que buscamos cuando hacemos una exfoliación facial regular.

Sin embargo, si queremos mantener la exfoliación en las técnicas habituales para evitar mayor daño aquí va otra recomendación de Catalá. Usa solo productos con ácido mandélico, lo que describe como un ingrediente más delicado y eficaz.

La clave está sabe qué productos utilizar según tu tipo de piel. Y cuando queramos realizar una limpieza, buscar la manera menos agresiva de hacerlo. El uso de productos naturales sería una opción más viable para mejorar las salud de la piel.

Así evitaríamos que químicos más fuertes puedan poner en riesgo la apariencia de nuestro rostro.

Además, debemos mantener o evitar ciertos hábitos para hacer que nuestra piel luzca saludable.

Entre estos malos hábitos se encuentran: 

Fumar

Fumar causa un envejecimiento prematuro de la piel, empeora el daño solar y empeora las lesiones precancerosas. Aumenta las arrugas, agrega una decoloración amarillenta a la piel y aumenta los cánceres de piel.

También, fumar puede ser uno de los malos hábitos más difíciles de romper. Por lo que si tiene dificultades para dejar de fumar, colabore con su proveedor de atención primaria. Plan de cesación.

Lack of sleep!

A diferencia de fumar, no se ha comprobado que perder el sueño dañe la piel sana a nivel bioquímico, pero puede hacer que se vea un poco peor físicamente.

La falta de sueño puede aparecer en tu piel, haciendo que te veas arrugado o cansado. En lugar de intentar ocultar signos de insomnio, trate de dormir las ocho horas recomendadas por noche.

Stop picking your face!

El estrés, las erupciones en la piel, los medicamentos y las picaduras de insectos son las razones más comunes por las que las personas rascan o rasguñan su piel.

Cuando empiezas a rascarte la piel, se produce un ciclo de picor y rasguño. Los nervios se agrandan y transmiten una sensación a pesar de que no hay nada que cause la picazón.

Más de Equipo Eme