Caminar en la playa, una opción para ejercitarte

Caminar en la playa es un ejercicio relajante. Escuchar las olas del mar, sentir la arena o como el sol toca tu cara, es una sensación que sólo puedes encontrar cuando estás en ese paradisíaco lugar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la realización de esta actividad deportiva 30 minutos diarios para mantener una vida saludable. Por su parte, la directora científica de la Fundación Mundial del Corazón, Kathryn Taubert indica que “es el primer paso para tener un corazón sano”. Si estás cerca o planeas irte de vacaciones, es una opción para que comiences a ejercitarte.

Ver más: Beneficios de entrenar al aire libre

Principales beneficios

Realizar caminatas en la playa mejora la circulación linfática y sanguínea, y por ello es muy recomendable para prevenir las varices. Igualmente, mejora dolencias en los pies y fortalece los huesos. Asimismo, tonifica los músculos de las piernas, muslos y glúteos.

Este ejercicio también impacta de forma positiva en la piel. La arena es un exfoliante natural y el agua de mar contiene yodo y sodio, dos elementos químicos que previenen el envejecimiento. Junto a esto, esta actividad permite liberar tensiones.

Publicidad

Recomendaciones generales

-Elige las primeras horas de la mañana o la tarde.

-Camina por la arena mojada, ya que requiere menos esfuerzo.

– No olvides tomar agua.

– Usa protector solar.

Publicidad

Caminar activa el cuerpo pero también puedes pasar un momento divertido. Los resultados dependerán de tu constancia y entusiasmo. Con el tiempo podrás realizar cambios en tu forma de entrenamiento.

Más de Cecilia Avilés