Errores más comunes al comenzar a correr

Unas de las actividades que está en boga es correr. Este ejercicio es ideal y eficiente para el organismo, sin embargo debes evitar y tener en consideración ciertos aspectos en momentos previos a practicar este deporte.

1. No tener previa evaluación médica

Ver más: Las mejores superficies para correr

Empezar a correr sin una previa evaluación médica es uno de los errores más comunes al comenzar a correr, aunque podamos sentirnos bien puede que tengamos algunos valores alterados. Así que ir al médico para hacernos un chequeo general es indispensable para saber si gozamos de buena salud para empezar en el mundo del running.

2. Calzado no adecuado

Uno de los errores más comunes al comenzar a correr es no saber elegir el calzado. Hay que usar los zapatos correctos, no sólo porque nos permitirá correr mejor sino porque un buen calzado cuidará nuestros pies.

Publicidad

3. Realizar cualquier rutina

Como principiantes debemos tomar en cuenta algunos factores: no correr más de lo que podemos ni correr la misma rutina que hace tu amiga que tiene años corriendo.

4. Tomar cualquier suplemento deportivo

Si bien los suplementos deportivos nos aportan más energía, no debemos tomar cualquiera. Lo recomendable es visitar a un médico nutricionista que indique si es necesario adecuado consumirlo.

5. Entrenar esporádicamente

Publicidad

Quizá al principio pueda que no tengas tanta motivación y lo hagas esporádicamente, pero entrenar de vez en cuando no nos ayudará a alcanzar nuestros objetivos. Así que debemos ser constantes y entrenar por lo menos tres veces a la semana y acompañar los entrenamientos con otras rutina: plank, saltar la cuerda, sentadillas o abdominales.

6. No descansar

Por otro lado, existen personas que tras empezar una rutina de ejercicios no quieren parar ni un sólo día, este es otro de los errores más comunes que cometemos al comenzar a correr. Los músculos de nuestro cuerpo deben descansar para poder recuperarse, recordemos que el entrenamiento excesivo puede traernos efectos negativos.

7. Entrenar con molestias

Una vez que empezamos a correr puede que no queramos parar. Sin embargo, entrenar con molestias, como dolor muscular o calambres, puede traernos inconvenientes posteriores. Lo mejor es que pares y te evalúes con un especialista si el dolor persiste.

8. No hidratarnos bien

Debemos mantenernos bien hidratadas. Es importante tomar mucha agua y evitar todas aquellas bebidas como refrescos o jugos artificiales.

9. No calentar

Este es otro de los errores más comunes al empezar a correr: no hacer un calentamiento previo. Antes de comenzar a correr debes caminar un poco y estirar tus músculos. Lo mismo aplica después de que termines la rutina.