Recomendaciones para comenzar a correr

Si has dejado la pereza a un lado, decidiste comenzar a correr y mejorar tu calidad de vida, toma en cuenta las siguientes recomendaciones

Salir a correr es una de las actividades más entretenidas y dinámicas. Puedes hacerlo acompañada, sola, en la playa, en una camineria, etc. Sin embargo, si apenas te estás iniciando en este deporte, debes tomar en cuenta algunas recomendaciones.

Ver más: Errores más comunes al comenzar a correr

Relacionadas: Beneficios de correr para la salud

Relacionadas: Las mejores superficies para correr

Tiempo: Cada minuto cuenta. Para iniciar, corre durante unos minutos. Cuando adquieras el hábito y tu cuerpo esté entrenado, podrás hacerlo por más tiempo y aumentar la intensidad. Ve con calma y recuerda calentar previamente.

Publicidad

Ritmo: La marcha debe ser moderada. Esto también permite que los músculos se vayan adaptando y respires mejor. Sin embargo, es común que te sientas agotada las primeras semanas y experimentes calambres.

Ropa: De nada vale correr y correr, si no te sientes cómoda al hacerlo. Por tal razón, utiliza prendas hechas en lycra o poliéster. El algodón no es la mejor opción, ya que retiene el sudor y puede ocasionar consecuencias negativas como rozaduras en la piel. La elección del calzado es vital. Usa zapatos deportivos confortables y resistentes. Recuerda amarrarte muy bien las trenzas.

Alimentación: Al correr se eliminan muchas calorías (entre 200-400 aproximadamente). Por eso, es un buen ejercicio si quieres bajar de peso. Antes de ponerte en movimiento, debes comer de forma saludable. Si vas a correr bien temprano, desayuna con avena, pan integral, proteínas, yogurt, entre otros nutrientes. ¡Ah! Comer una banana ayuda a recuperar el potasio y tomar agua también es beneficioso antes, durante y después de entrenar. Es la bebida más sana.

Junto a estos tips, está el descanso. Es importante que el cuerpo repose tras ejercitarse. De esta forma, podrá renovarse para otro día de desplazamientos. Hacer un alto también ocasiona el relajamiento de los músculos. Ahora bien, si sientes dolor, lo más recomendable es usar antiinflamatorios, disminuir el ritmo y consultar con un especialista.

Imagen: iStock

Publicidad

Más de Cecilia Avilés

¿Por qué comer uvas en Navidad?

Ricas y nutritivas frutas
Leer más