#MesAzul: Guía de alimentación para los niños con autismo

alimentación para los niños con autismo
Imagen: Notitarde

El buen comer es algo indispensable, no solo para el correcto desarrollo de los niños, sino también para acelerar las capacidades de aprendizaje de ellos. Sin embargo, alimentación para los niños con autismo es algo más riguroso.

Por eso, les presentamos un paso a paso de lo que debería comer cada pequeño con este síndrome.

Ver más: Cómo alimentar a un niño con autismo

Se basa en una alimentación gluten free y con poca sal. Es importante tomar en cuenta que cada organismo, independientemente del padecimiento, capta los nutrientes de formas diferentes.

Pero, existen parámetros generales que todos los padres deben tomar en cuenta al momento de alimentar a su hijo. Sin embargo, si se quiere tener más precisión nutricional, lo recomendable es ir a un médico especialista.

La mayoría de los niños con autismo presentan la falta de alguna enzima, que les impiden absorber correctamente las proteínas  de algunos alimentos. Como por ejemplo la leche o el trigo.

Publicidad

Hay que tener cuidado con los productos lácteos, ya que suelen generar una adicción a ellos.

De modo general, la alimentación para los niños con autismo debe ser saludable. Basándose siempre en lo que especifique el médico tratante.

Estos son algunos lineamientos que debes seguir para ayudar a tu hijo.

Guía de alimentación para los niños con autismo

Existen diferentes grados de este síndrome, por ende, para cada uno habrá una dieta más estricta.

Sin embargo, te presentamos la base para empezar a alimentar a tu hijo de manera correcta.

Publicidad

La estatura baja no está asociada a la alimentaciónExcluye cualquier producto lácteo

Aunque no están extremamente prohibidos, se recomienda evitar consumir en grandes cantidades productos lácteos.

El gluten y la caseína (presente en los lácteos) son los responsables del aumento de enzimas que suelen hacerle bien a los pequeños. Por eso, se recomienda suprimirlas gradualmente.

Dile NO al gluten

Como se explica en el punto anterior, el gluten es una de las cosas que se deben evitar en este tipo de alimentación.

Está presente en el trigo, la avena y la cebada. Pero,  no se puede eliminar de inmediato porque los niños podrían sufrir algo muy parecido al síndrome de abstinencia.

¡Nada de colorante!

El amarillo número 5, y demás componentes de los dulces favoritos de todos los niños, causan un efecto de adicción en los pequeños con este síndrome.

A esta lista también se agregan los edulcorantes. Está prohibido darle azúcar artificial a los niños menores de 9 años. Aunque cada organismo es diferente y reacciona de múltiples formas, los especialistas recomiendan evitar este ingrediente en las comidas.

Incluir alimentos ricos en vitamina B6,  C y E

Cada una de estas vitaminas tiene un propósito específico.

La B6 es una hidrosoluble.  Es decir, se disuelve en agua por lo que el cuerpo no las puede almacenar. Esto es perfecto para los niños porque su metabolismo las procesa de forma rápida. 

Por otro lado, la vitamina C es una de las principales fuentes de buena salud. Las podemos encontrar en cualquier fruta cítrica como la fresa, naranja o frambuesa.

Además, las frutas son fuentes de carbohidratos según afirman expertos de nutrición del centro NutriWhite

Y por último, la vitamina E es “la vitamina de la juventud”. Ayuda a la piel a mantenerse sana, y le da energía a los jóvenes. La puedes conseguir en las semillas, el pescado, etc.

¡Sin duda le encantará a tu hijo!

Prepara todo con poco sodio

La sal le da un gusto especial a la comida, pero a veces no es un verdadero aliado. No solo hace que tu hijo retenga líquidos, sino que también le afecta al momento de digerir la comida.

Agrega solo una pizca a los alimentos que sean estrictamente necesarios. El secreto está en la sutileza.

Aplica estos tips de la guía de alimentación para los niños con autismo y notarás la mejora en la salud de tu hijo. 

Más de Lailyn Buvat