Bebés con ADN de tres personas

El Reino Unido es el primer país en introducir leyes para permitir la creación de bebés con ADN de tres personas, en el que se usará mitocondrias de una donante para eliminar enfermedades genéticas, este método se denomina reemplazo mitocondrial.

Las mitocondrias son pequeños compartimentos dentro de casi todas las células del cuerpo que convierten la comida en energía utilizable. La técnica combina el ADN de los dos padres con mitocondrias sanas de una mujer donante.

Ver más: Los hombres podrán tener hijos sin necesidad de un óvulo femenino

Las enfermedades mitocondriales se dan en 1 de cada 5.000 a 10.000 nacimientos, que se transmiten únicamente de la madre y que pueden producir daños cerebrales, insuficiencia cardíaca, ceguera, etc . Para evitar esa herencia, la técnica recolecta óvulos de una madre con mitocondrias enfermas y de una donante con mitocondrias saludables. Luego de un proceso el óvulo es fertilizado por la esperma del padre. De esta manera el bebé resultante tendrá genes heredados de sus padres y de la donante.

El investigador clínico y experto en embriología, Jacques Cohen junto con su equipo del Instituto Saint Barnabus de Nueva Jersey, EE.UU., fueron pioneros en la transferencia citoplasmática a finales de los años 90, y Alana Saarinen, una jovencita de 13 años, es producto de esta técnica. Alana es una de las pocas personas en el mundo que tiene ADN de tres personas, ella fue concebida mediante un tratamiento de fertilidad en Estados Unidos que luego fue prohibido por la FDA en el año 2002.

Esta decisión histórica, en el que Reino Unido se convierte en el primer país del mundo en permitir la concepción in vitro de niños de tres progenitores, ayudará a mujeres que portan enfermedades mitocondriales la oportunidad de tener hijos sin malformaciones. La primera tentativa podría tener lugar este año lo que llevará al primer nacimiento en el año 2016.

Publicidad

Como madre estoy a favor de cualquier avance científico y más aún si es para prevenir enfermedades, a pesar de que pueda ser una controversia a nivel religioso, político o social.

¿Y tú, estás de acuerdo con la medicina progresiva?