Beneficios de la danza árabe en el embarazo

Diversos movimientos y algunas sacudidas varían al compás de la música. Un pañuelo con monedas recurre la cadera, los brazos van de arriba hacia abajo, de un lado a otro. Los pies descalzos y la espalda sirven como soporte. La danza árabe combina elementos de la cultura del Medio Oriente, y es uno de los ejercicios favoritos de muchas mujeres en todo el mundo.

En una hora de clase se pueden eliminar 300 calorías, además de tonificar los músculos del abdomen. Igualmente, este baile reduce la tensión muscular y los dolores menstruales. Asimismo, facilita los procesos digestivos, gracias a los movimientos circulares y ondulatorios. Junto a esto, mejora la postura, alivia el estrés y eleva la autoestima.

Ver más: Beneficios fitness de la danza africana

Las mujeres experimentamos diversos cambios que impactan en nuestro cuerpo, como ocurre durante el embarazo. Por esta razón, es recomendable la práctica de alguna actividad física que genere beneficios para la madre y el bebé. Si te gusta bailar, te presento los aportes de esta técnica milenaria:

1)-La danza árabe mejora la alineación corporal, debido al equilibrio constante. Además, reduce el dolor de espalda y brinda seguridad, lo que permite tener una mejor disposición al momento del parto.

2)-Favorece a la percepción propia, ayudando a armonizar el pensamiento hacia el cuerpo individual, a quererlo y a entenderlo.

Publicidad

3)-Este baile también brinda elasticidad en la pelvis, un punto positivo que activa la confianza cuando llegue la hora de dar a luz.

4)-Influye en el mantenimiento del suelo pélvico, por medio de la conexión de los músculos del abdomen, que siempre están en movimiento.

5)-Las vibraciones, movimientos y sacudidas deben realizarse bajo una respiración consciente, que beneficie la tranquilidad del bebé así como su oxigenación.

6)-Beneficia la dilatación, ya que los ejercicios generan flexibilidad y ayudan a acondicionar el cuerpo.

7)-Genera comunicación y cercanía con el bebé. Estas son otras opciones que facilitan su estimulación.

Publicidad

8)-El embarazo puede generar estrés y ansiedad. La danza del vientre interviene en el proceso, ya que relaja a través de diversos ejercicios. Aprender a respirar es primordial.

9)-Algunas embarazadas suelen deprimirse, pero una forma de sentirse hermosas, sensuales y femeninas es practicando esta técnica. La música, los movimientos e incluso la vestimenta incrementa la autoestima. Es un buen ejercicio que potencia la seguridad y la confianza.

10)-Después del nacimiento, es recomendable volver a bailar para mejorar la musculatura y el suelo pélvico. Del mismo modo, previene la depresión postparto y permite la socialización entre mujeres.

Recomendaciones generales

-Consulta a un ginecólogo y sigue sus indicaciones.

-Realiza movimientos moderados durante la clase.

-La supervisión de una instructora es vital durante todo el proceso.

 

Imagen: yeniseydanzaarabe.com

Más de Cecilia Avilés