Cómo elegir un método anticonceptivo

Para elegir un método anticonceptivo debes tener en cuenta una serie de factores, recuerda que se trata de una elección individual que idealmente debe estar orientada por tu médico, aunque decisión final será tuya pues eres la persona que va a utilizar el método anticonceptivo.

Es necesario saber cuáles son las ventajas y los inconvenientes de cada método anticonceptivo tomando en cuenta tu plan de vida, tu situación económica, cultural y social.

Ver más: Mitos y verdades sobre los métodos anticonceptivos ¡Hora de aclarar el panorama!

Los principales factores a tomar en cuenta son: comodidad, costo, eficacia, viabilidad y riesgo para la salud, recuerda que se trata de facilitar tu vida no de complicarla.

1. Comodidad. Considera la comodidad de uso que te brinda cada método, pues entre más cómodo y práctico te resulte, mejores resultados tendrás. Por ejemplo si no tienes contraindicación para el uso de hormonales puedes elegir los métodos de aplicación mensual o trimestral (como los inyectables hormonales) o bien un método semanal, que se administran a través la piel y son discretos y cómodos.

2.- Frecuencia de relaciones sexuales. Si no tienes relaciones sexuales con mucha frecuencia o bien no tienes una pareja estable es más recomendable que utilices preservativo, pues no tiene caso tener un método que te proteja por un mes o hasta tres meses si sólo tendrás un encuentro sexual al mes. Ahora, si tienes pareja estable y están seguros de que ninguno tiene una enfermedad de transmisión sexual y tienen actividad sexual 1, 2 o 10 veces a la semana, es importante que elijas un método que te brinde mayor protección en este caso podrían ser los hormonales, dispositivo intrauterino o bien u método definitivo si ya no quieren tener hijos.

Publicidad

3. Si buscas beneficios adicionales a la prevención de un embarazo. En este caso lo recomendable sería usar preservativo ya que es un método que también te ayuda a protegerte de infecciones de transmisión sexual. Algunos hormonales también pueden ayudarte como tratamiento del síndrome premenstrual, disminuyendo síntomas como inflamación, dolor de cabeza o cólicos premenstruales. Otros pueden ayudar también para el control del acné o para regularizar tu ciclo menstrual, recuerda que tu médico debe ayudarte a elegir el adecuado para cada caso.

4. Si eres distraída. Si tu ritmo de vida no te permite dedicarle demasiado tiempo a tu método anticonceptivo o tienes tantas cosas en la cabeza que olvidas fácilmente las cosas, definitivamente no elijas los hormonales orales pues olvidarás tomar las píldoras y tu método perderá efectividad. Elige uno cuya aplicación sea fácil de recordar, evita la necesidad de recurrir al uso de métodos de emergencia.

5. Si están planeando un embarazo. Busca una opción que te permita un retorno rápido de tu ovulación después de su uso. Esto significa que así sea en un año o en 5, tú decides cuándo embarazarte al dejar de usarlo. Quizás has probado varias opciones y ninguna te convence; la mayoría de veces pasa eso por no elegir el adecuado. Pasar de un método a otro no es recomendable. Acude con tu médico para que, con base en tus necesidades logres encontrar el método que mejor vaya contigo, tus necesidades y estilo de vida.

Recuerda que me puedes enviar todas tus dudas a @JJArellanes

Por: Jazmín Jiménez Arellanes

Publicidad

Más de Equipo Eme

¿Por qué deberías ir al psicólogo al menos una vez en la vida?

Deja atrás los estigmas y aprovecha los beneficios de esta profesión
Leer más