Ciao al dolor de espalda

Ejercicios y estiramientos para aliviar o eliminar el dolor de espalda y cómo aliviar la tensión muscular, si padeces de ansiedad

Sufrir de dolor de espalda es uno de los padecimientos más comunes entre la población y la mayoría de las personas lo han sentido alguna vez en sus vidas. Si logras hacer pequeños cambios, verás como el dolor de espalda que lleva atormentándote desde hace mucho tiempo desaparecerá o, por lo menos, mejorará bastante.

Postura. Es normal pasar la mayor parte del día sentados, bien sea en la oficina o manejando, pero casi nadie presta atención a la postura que tiene mientras lo hace. No es necesario tener una silla especial, pero si una que permita que tu columna tenga la forma de una “S” y no la de una “C”. No te desparrames en la silla y recuerda hacer pequeños recesos de media hora para levantarte y estirar la espalda.

Ver más: Qué tan firme debe ser el colchón

Camina con buena postura. Es importante mantener la espalda recta cuando se está de pie o se camina para evitar estar jorobados. Trata de alinear tus orejas, hombros, caderas y rodillas y asegúrate que tu cabeza vaya justo por arriba del cuello y no hacia delante.

Usa el calzado adecuado. Los tacones son adictivos pero también perjudiciales para la espalda ya que al usarlos el eje de postural se desplaza hacia delante y los discos lumbares quedan forzados, por lo que es preferible llevarlos con moderación. Si vas a usar tacones, asegúrate de que el tacón siempre sea de la misma medida. Créenos, esto es clave.

Evita levantar peso. Es elemental no cargar peso para evitar sentir dolor de espalda, sin embargo si levantas algo, tienes que hacerlo correctamente para sufrir el menor impacto posible. No debes encorvar la espalda, sino flexionar las rodillas y usar la fuerza de tus piernas, mientras haces esto debes tener la columna relajada y derecha.

Publicidad

Bajá esos kilos de más. Un exceso de peso corporal también es dañino para la espalda. Si tienes kilos de más, toca tomarse en serio rebajar a un peso que tu espalda pueda cargar.

Deja el cigarrillo. Fumar tampoco es bueno para la espalda, ya que el esfuerzo que se hace al toser es perjudicial para los discos lumbares. Fumar además reduce el flujo sanguíneo trayendo como consecuencia la disminución de la cantidad de oxígeno y nutrientes que llega a la espina.

Más de Equipo Emedemujer

5 CLAVES para elegir el anillo de matrimonio perfecto para tu pareja

¿Sabías que debes destinar hasta 5% de tu presupuesto en este detalle?...
Leer más