¿Conoces los efectos negativos de una parrilla común? Aprende a cocinar una barbacoa saludable

Entérate cómo hacer una barbacoa saludable

Bring it on! ¿Todo listo para una barbacoa saludable y rica? Realizar una parrilla en verano es ideal para disfrutar del tiempo. Sin embargo, estas comidas no son tan saludables. Recientes investigaciones explican que al cocinar a altas temperaturas se pueden transformar las proteínas de las carnes rojas y blancas en sustancias químicas llamadas aminas heterocíclicas (HCA), relacionadas al cáncer de estomago, próstata y colon.

Y no es una cantidad insignificante. Un estudio encontró que las personas que consumen carne bien hecha a la parrilla, asada o frita con regularidad tenían un 60% más de probabilidad de contraer cáncer de páncreas.

Ver más: ¿Cuerpo de verano? ¡Empieza a trabajarlo ya!

Los tiempos de cocción más prolongados también pueden aumentar el riesgo de cáncer de estómago, pulmón y mama.

¡Pero no tienes que renunciar a tus hamburguesas por el momento!

Lee cómo hacer una barbacoa saludable y mucho más segura

Usa una marinada

Un estudio de 2008 encontró que los aderezos picantes pueden disminuir la formación de HCA. Por lo que no debes temer a usar el pimiento rojo y algunas especias más atrevidas.

Publicidad

Ciertas especias están repletas de antioxidantes que ayudarán a eliminar los HCA en el proceso de asado. Un estudio mostró que agregar especias, como tomillo, salvia y ajo, puede reducir la cantidad esta amina en 60%.

El romero puede ser especialmente potente. Recientemente, se encontró que las altas concentraciones de extractos de romero pueden reducir los HCA hasta 90% en algunos casos.

Puedes agregar alcohol, ¡y no solo a las bebidas!

En tu próxima barbacoa, no se te olvide la cerveza y el vino … para tu marinada. Sabemos que el vino tinto está lleno de antioxidantes, y esto puede transmitirse a la manera en como aderezas tus carnes.

agrega alcohol al aderezo para una barbacoa saludable

Marinar la carne en vino tinto durante seis horas antes de la parrilla disminuyó la cantidad de carcinógenos, 40% menos que en la carne que no se marinó. Según un estudio de la Universidad de Oporto en Portugal.

Esta misma investigación encontró efectos positivos similares con la cerveza. Los participantes además aseguraron que el sabor era más sabroso. Puedes probar con un delicioso aderezo de vino tinto adobo o unos tacos de pescado con cerveza.

Publicidad

¿Parrilla de vegetales?

Las verduras a la parrilla obtienen los mismos sabores particulares de la barbacoa, pero no contienen carcinógenos como sus homólogos de carne. Son una gran opción para comer en abundancia. Sin embargo, si anhelas la carne a la parrilla, haz kebabs o shawarmas. Con la mitad de la carne, la mitad de las verduras es más saludable y puedes reducir la HCA en gran medida, además de hacerte con una barbacoa saludable más evidente.

También el humo que desprende la barbacoa está conformado varios agentes cancerígenos denominados hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP).

Los mismos forman cuando la carne suelta sus jugos y grasas.

Importantes facts que harán tu barbacoa aún más saludable

  • Comer mucha carne roja puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de colon, para evitar esto puedes asar pollo o un pescado como el salmón.
  • Si quieres cocinar carnes rojas, al comprarlas elige las que estén más delgadas para que no suelten tanto jugo y grasa.

    aprende a cocinar una barbacoa saludable

  • No es necesario que la carne aderezando por infinitas horas: puedes cubrir tu carne con vinagre o limón, hierbas y sazonarla a tu gusto, refrigera mientras preparas la parrilla. Al hacer esto evitarás que se formen tantos químicos en la carne.
  • Si te gusta la carne bien cocida, lo ideal sería que la cocines primero en el horno y luego en la parrilla. Evita comer las partes más negras y quemadas.
  • No compres carnes procesadas. Por ejemplo: salchichas, tocinetas, jamón y salami, estas puedes aumentar el riesgo de padecer cáncer colorrectal.
  • Los trozos de carne más gruesas son muy jugosos y pueden ser más peligrosos. Para evitar que se queme, corta la grasa antes de cocinarla.
  • No permitas que la  carne se queme. Debes colocarla a 15 cm de distancia de las llamas y procura voltearla frecuentemente.

Más de Deniz Grey Caballero