¿De contacto o montura?

Los miopes tienen una gama de opciones para corregir su defecto, va desde utilizar lentes de contacto, de montura o recurrir a una operación. Se suele debatir constantemente sobre qué método es mejor que el otro, en este caso excluiremos la cirugía. Es que ambos tienen sus ventajas y desventajas. En Eme te ilustramos la situación.

Relacionado: Guía para el cuidado de tus lentes

Ver más: Consejos para elegir lentes de sol

No es que uno sea mejor que el otro, pero sin duda, el factor comodidad está presente. Diferentes estudios han comprobado que en los últimos 20 años con el avance de los lentes de contacto, son estos ahora la primera opción para la mayoría de las personas que padecen miopía. ¿Por qué? Te enseñamos los beneficios más significativos:

– Mayor campo visual. Al no poseer la interferencia de la montura, podrás tener una mejor visión de las zonas periféricas y una mayor nitidez en profundidad.
– No hay distorsiones laterales. El lente de contacto sigue el movimiento del ojo y la persona siempre está observando por el centro del lente, esto facilita a calcular mejor las distancias. Mientras que con las gafas los objetos que se encuentran a los lados pueden parecer distorsionados.
– Imágenes naturales. Con los lentes de contacto el individuo puede apreciar los objetos en tamaño real, en contrario a las gafas, que otorgan un tamaño que no se acerca al que realmente es.
– Deportes, actividades físicas y más. La comodidad de estos lentes permite realizar cualquier actividad sin tener que preocuparte que tienes algo en tus ojos. Sentirás libertad y naturalidad.

Además, los lentes de contacto son imprescindibles para corregir ciertas condiciones visuales como:

Publicidad

– Queratocono. Se puede retener o compensar especialmente con aquellos de gas permeable. Este defecto del ojo suele ser en el 96% de los casos una ectasia de la córnea, no inflamatoria y bilateral.
– Anisometropía. Define cuando está presente una distinta graduación en ambos ojos. Los lentes de montura formarán imágenes de diferentes tamaños en cada ojo, las cuales el cerebro no podrá juntar y se generará una visión doble.

Sin embargo no estamos desprestigiando a las gafas regulares. De hecho, te dejamos ciertos tips si decides optar por esta solución:

– Montura de pasta. Este material no solo queda estéticamente bien, sino que visualmente reduce la sensación de aros. La visión es ligeramente mejor, porque la pasta tiende a acercarse más a los ojos.

Relacionado: Lentes según tu tipo de rostro

– ¿Cómo elegir el tamaño? Si tienes una miopía muy alta lo más conveniente es elegir la montura más pequeña. Es que mientras más grandes sean tus gafas, mayor será el peso y espesor.

Publicidad

Más de Claudia Smolansky

Jugos para fortalecer el sistema inmune

Ideales para un cuerpo saludable y libre de enfermedades
Leer más