Dile adiós a las harinas

Seguramente llevas años con el dilema de cómo eliminar las harinas de tu dieta. Si bien es un reto, con estos tips podrás comenzar sin necesidad de hacer gran esfuerzo y aportando grandes beneficios a tu organismo. 

Prepara snacks saludables. Un gran porcentaje de las harinas que consumimos están presentes en los snacks que nos calman el hambre entre comidas. Así que en lugar de comprar paquetes de galletas o pan, puedes merendar con bocadillos sanos y bajos en calorías como los bastoncillos de vegetales o frutos secos.

Ver más: 10 formas de sustituir las harinas de tu dieta

No te saltes las comidas. Procura mantener una alimentación balanceada, con porciones de comida divididas para 5 o 6 veces al día.

Busca alternativas. En lugar de consumir pizzas, pastas, hamburguesas o un sándwich, puedes elegir entre muchas opciones saludables que, además de ampliar tu paladar resultan beneficiosos para tu cuerpo. Por ejemplo, está la harina de arroz  y de garbanzo que sirven para hacer pizza, crepes, panes y muchos platos más.

También se destaca la de coco, de avena y patatas, todas aptas para celíacos porque no contienen gluten.

Publicidad

Y para acompañar las proteínas que consumes, puedes optar por comer papas, yuca, apio, ocumo, o ensaladas con mayonesa ligera.

Toma bastante líquido. Una de las razones por las que nos encanta consumir alimentos con harinas es porque estos logran calmar nuestra ansiedad de manera inmediata. Por ello, podemos recurrir a consumir ciertas bebidas que, además de ser saludables nos ayudarán a controlar la ansiedad.

  • La leche de avena.
  • La leche de alpiste.
  • La leche de almendras.
  • Los batidos verdes.
  • El té de manzanilla.
  • La infusión de valeriana.
  • El té de boldo.
  • El jugo de naranja.
  • El agua de semillas de lino.

 

 

Publicidad

Más de Joselyn Vasquez Beaujon

Aceites naturales para lograr rizos perfectos

Luce una melena hidratada y libre de frizz
Leer más