Elimina las fuentes de alergia de tu hogar

Si algún integrante de tu casa o tu persona sufren de alergia, te recomendamos que eches un vistazo a diversos rincones de tu hogar, porque son muchas las fuentes que te ocasionan este problema.

Es que los ácaros del polvo, la caspa y pelo de animales, e inclusive las plantas y cucarachas pueden ser los causantes. Con estas siete sencillas consejos aprenderás a eliminar la presencia de alergénicos en tu casa.

Ver más: Consejos para prevenir las alergias

1. Ropa de cama. Debes lavar al menos una vez por semana las sábanas, fundas de almohadas y toda la ropa que compone la cama. Debe ser con agua caliente (54°C). Aquí, también se incluyen las cortinas, que preferiblemente deberían ser de algodón o tela sintética, así como las persianas.

2. Vidrios y ventanas. En épocas de mucho aire se aconseja cerrar las ventanas y utilizar el aire acondicionado para un mejor clima de habitación. Por otro lado, siempre debes mantener limpios los vidrios y remover el moho y polvo que se acumula en los marcos.

3. Mobiliario. Lo recomendable es evitar muebles tapizados. Trata de optar por materiales que sean fáciles de limpiar como la madera, metal o plástico.

Publicidad

4. Estufa. La campana con extractor de aire es tu mejor aliado, esta elimina el humo y reduce la humedad de la cocina, además mantiene ventilado el lugar. A su vez, debes cuidar y mantener limpia las parrillas, así previenes la aparición de cucarachas.

5. Pisos. No es un mito que las alfombras acaparan mucho polvo. Si decides adquirir una para tu casa intenta que sea lavable y aspírala todos los días. Sin embargo, lo mejor es poseer pisos de madera, losetas o linóleo

6. Mascotas. Si eres de las personas que ama convivir con animales, debes asegurarte que permanezcan fuera de las habitaciones de tu hogar. Baña a tu mascota por lo menos una vez a la semana, su pelo y caspa son una gran fuente de alergia.

7. Plantas. El polen y secreciones que desprenden las plantas y árboles sueles ser alergénicos. Puedes tenerlas en tu hogar, pero fuera de los cuartos y en alguna maceta. A la hora de limpiarlas y regarlas, usa lentes, guantes y ropa que te cubran perfectamente el cuerpo.

Debes estar atenta con la limpieza de los baños, y evitar que se acumule moho en las regaderas, grifos y lavamanos. También, debes cuidar que la basura no se acumule y siempre mantenerla bien cerrada, de esta manera alejarás a los insectos, roedores o cucarachas.

Publicidad