3 Errores que engordan más que la comida de navidad: ¡descubre cuáles son!

Errores que engordan

Navidad una época para compartir, comer y celebrar. Pero en tu caso puede que sientas “ansiedad” alrededor de estas fechas, luego de trabajar todo el año en función de tu figura y tu salud, navidad puede acabar con tu esfuerzo en un simple abrir y cerrar de “boca”.

La verdad es que si bien la comida decembrina es alta en calorías, harinas, grasas y demás, no es menos cierto que muchas veces por miedo a caer en excesos terminamos por tomar acciones que pueden ser aún más perjudiciales que la misma comida en sí.

Ver más: Beneficios de comer con las manos

Estos ERRORES son más comunes de lo que crees, quédate con nosotros para que descubras qué estás haciendo mal, por qué y cómo hacerlo correctamente.

Errores que engordan ¡Anótalos!

Saltarse comidas para disfrutar “sin culpas” de la cena

Esto es típico, crees que si pasas hambre durante el día y te enfocas en comer muy poco o no comer nada, podrás comer durante la noche sin problemas todo lo que se te apetezca.

Grave error

El no darle el cuerpo la energía que necesita durante el día hará que tome la energía de tus músculos afectando así tu masa muscular, esa que te ha costado constancia, dieta y esfuerzo conquistar).

Publicidad

Por otro lado cuando comemos todo de golpe nuestro cuerpo almacena ese exceso en forma de grasa; en resumen:

Dejar de comer hará que pierdas masa muscular y almacenes grasa mientras tú pasas hambre.

No dormir : ¡mejor me voy de fiesta porque la comida engorda!

Llegadas las navidades la rutina puede salirse de control y una de las primeras cosas que tendemos a sacrificar son nuestras horas de sueño.

Enemigo silencioso

Los trasnochos alteran el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y  te hacen propensa a tomar malas decisiones pues tu cuerpo requiere de más azúcar, más grasa y más harinas para reponer sus niveles de energía.

Atender a estas exigencias altera tu digestión, te hará propensa a los típicos “resfriados” navideños y afectará tu figura; en resumen, dejar de dormir hará que tus antojos sean más difíciles de controlar.

Publicidad

Si no come, que beba ¡Mejor beber que comer!

Muchas personas prefieren serle fiel a su dieta en todo momento y confiar el tema celebración en la bebida para así evitar los típicos atracones navideños.

Kilos a sorbos

El alcohol es una de las sustancias más tóxicas que existen para nuestro cuerpo afectando nuestras hormonas, nuestra digestión y nuestra capacidad de regenerarnos y desintoxicarnos.

Además de esto, el alcohol aporta gran contenido de calorías vacías  (cero nutrientes) que terminan por ser almacenadas en forma de grasa en por tu cuerpo pues el alcohol se metaboliza como azúcar y esta posteriormente se traduce en “rollitos” alrededor de tu cintura o tus muslos

Beber puede hacer que pierdas una semana de dieta en un par de tragos.

Consejos de @MyHappyAllergy:

Personalmente nada de esto me  parece un buen negocio; por ello es importante que sigas estos pequeños consejos que sin mayores sacrificios marcarán la diferencia estas navidades.

Haz tus comidas completas

Incluye todos los macro-nutrientes:

  • Carbohidratos
  • Proteínas
  • Grasas

Una comida balanceada le permitirá a tu cuerpo funcionar de la forma correcta, te ayudará a evitar excesos nocturnos y te permitirá tomar mejores decisiones a la hora de comer.

 

Antes de ir a cenar come un puñado de nueces o almendras. Toma abundante agua a lo largo del día y  elige alimentos altos en probióticos como: yogurt de vegetales o de vaca y vegetales fermentados (chucrut, kimchi, natto).

Duerme

Aquí no hay mayores secretos, no abuses de los trasnochos. Trata de hacer planes durante el día, lleva tu agenda y crea una rutina de relajación diaria que te permita descansar: música, baños y détox.

Trata de:

  • Evitar dormir con maquillaje.
  • Duerme en tu cama, no en el sofá.
  • No asistas a reuniones que no son de tu interés y si el cuerpo te pide descanso,respétalo y ve a dormir.

Si eres de los que te cuesta dormir, entonces agenda un tiempo de relax, no abandones tus clases de yoga.

También puedes regalarte una sesión de masajes en un spa que no solo te ayudará a sentirte mejor sino a verte mejor.

 

Encuentra el balance

Todos los excesos son perjudiciales para el cuerpo; por ello siempre es mejor hallar un balance. Tomar un par de copas puede ser inclusive beneficioso para tu salud, el tema está en el exceso.

Evita el abuso e incluye un vaso de agua entre cada copa. Disfruta de una cena de navidad moderada y date el placer de saborear el completo deleite navideño.

Elige opciones como vino pues aporta beneficios antioxidantes a tu cuerpo,siempre y cuando sea en moderación, 2  a 3 copas.

Alterna tu bebida con agua o si prefieres,  agua  gasificada y  un chorrito de limón, de esta manera estarás optando por opciones naturales más divertidas que simplemente agua.

Acompaña todas estas rutinas con las recomendaciones típicas de la época:

  • Come con moderación
  • Hidrata tu cuerpo
  • No abandones el ejercicio.

Recuerda que los buenos o malos resultados que puedas obtener post navidades depende de la constancia en mantener tus buenos hábitos.

Si quieres más consejos, sígueme en @myhappyallergy.com y espera la guía DETOX de ¡enero 2018!

 

Puedes leer mi otro artículo sobre: 5 hábitos que sabotean tu vida saludable

 

Más de Gabriela Bogani