Nutre tu organismo con nueces

Dicen que lo bueno viene en frasco en pequeño, y es cierto. Existen múltiples ejemplos que así lo confirman: como las ricas y crujientes nueces

En los alimentos este dicho también es aplicable. Los pistachos, las avellanas y las almendras son semillas ricas en omega 3, contienen minerales, vitaminas y un componente vital: antioxidantes. Las nueves al igual que los frutos secos anteriormente mencionados, son otras alternativas de origen vegetal que, además de ser saludables, permiten prevenir y aliviar diversas afecciones y enfermedades como: el cáncer, problemas a nivel cardiovascular, sobrepeso, obesidad y estados mentales.

Ver más: Conoce el poder de la granada

Con respecto su poder antioxidante, previenen los daños que ocasionan los radicales libres en el organismo, evitando así el envejecimiento prematuro y otras afecciones asociadas.

Sumado a esto, el corazón también se ve beneficiado gracias al alto contenido de aminoácidos que presentan las nueces, éstas ayudan a reducir considerablemente los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, algo que también permite controlar el peso, permitiendo su progresiva reducción. Además, este fruto genera saciedad, por lo que, es doblemente recomendable para aquellas personas que están siguiendo un plan de alimentación saludable.

No todo es físico cuando hablamos de las bondades de las nueces. Su poder es tal que también cuida la salud mental de las personas. Otros de sus componentes incrementan el razonamiento y favorecen la memoria. Vitamina E, melatonina, grasas naturales, entre otros compuestos permiten mejorar las funciones cognitivas.

Publicidad

Por eso, lo recomendable es tener un par de gramos en casa, llevarlos siempre en la cartera, incluirlos en la dieta como merienda, comerlos solos, por unidad, o acompañados por otros alimentos como frutas, ensaladas, licuados, lácteos, etc.

Imagen: Archivo Eme

Más de Cecilia Avilés