Estudio: la obesidad materna y la hiperglicemia propician el origen de la pubertad precoz

Kaiser Permanente encontró una asociación estrecha entre las enfermedades metabólicas maternas y el desarrollo de la pubertad precoz en tus hijos

Con respecto a enfermedades metabólicas, esas que nos causan un sinfín de incomodidades y riesgos a nuestra salud, Kaiser Permanente investigó y encontró la relación entre los factores metabólicos maternos y la pubertad precoz.

La organización sin fines de lucro realizó un estudio de más de 15,000 niñas y sus madres. Así, determinaron el vínculo que existe entre el sobrepeso y la hiperglucemia materna con el comienzo temprano de la pubertad en niñas de 6 a 11 años.

Ver más: El verdadero peso del embarazo

Por lo que se determinó que la pubertad temprana es un factor determinante sobre múltiples desarrollos de salud adversos a medida que las niñas crecen.

Asociaciones entre la obesidad materna, la hiperglucemia del embarazo y el inicio de la pubertad en las adolescentes

The American Journal of Epidemiology publicó la investigación en la que las niñas eran de diversas culturas y etnias.

Sabemos que el maternal weight puede influir en el peso de la infancia. Lo que estamos aprendiendo es que el entorno in utero también puede afectar el momento del desarrollo puberal futuro en la descendencia

Publicidad

Estas palabras según las explicó el documento.

Para Kaiser Permanente, el peso durante la maternidad es influyente en enfermedades como el diabetes que pueden ser desarrolladas en tus hijosPara el autor principal del documento Ai Kubo, científico investigador de la División de Investigación de Kaiser Permanente en el Norte de California Division of Research, esto tiene mucho sentido. Ya que los cerebros humanos se desarrollan en el útero y el cerebro libera hormonas que afectan a la pubertad.

Esta asociación sobre el origen, despierta las consecuencias que tiene la pubertad precoz sobre el desarrollo de tus hijas.

La pubertad precoz, incluida la aparición temprana del desarrollo mamario aumenta el riesgo de resultados adversos para la salud

Según se demostró, la pubertad precoz en cada una de sus fases incide en enfermedades que se desenvuelven más adelante.

Incluidas:

Publicidad
  • La obesidad
  • Diabetes tipo 2
  • Síndrome de ovario poliquístico
  • El cáncer en la adolescencia y la edad adulta.
Sin embargo, para las niñas se han identificado otros riesgos no únicamente relacionados al ámbito físico. 

Entre las consecuencias, se encuentran afecciones emocionales y conductuales. En las que se incluyen depresión, ansiedad, temprano inicio sexual y embarazo.

Hasta el momento, este estudio es el más grande que encargado de vincular la pubertad precoz con diversas enfermedades.

Grandes hallazgos

Encontraron que la obesidad (índice de masa corporal de 30 o más) y el sobrepeso (índice de masa corporal entre 25 y 30) en las madres, se asociaron con 40% y 20% más posibilidades de desarrollo mamario temprano en las niñas.

Kaiser Permanente hizo grandes hallazgos sobre el origen de la pubertad precoz y su relación con la obesidad materna y la hiperglucemiaA su vez, el estudio encontró una diferencia de 7 meses en el inicio del desarrollo mamario en las hijas de madres obesas frente a madres con peso bajo.

Mientras tanto, para el desarrollo del vello púbico, se hallaron asociaciones similares entre la obesidad materna y la pubertad precoz. Sin embargo, los datos sugieren que las asociaciones pueden diferir según la raza y la etnia.

Por ejemplo, las niñas asiáticas con madres que padecían de obesidad tenían 50% más de probabilidades de experimentar una aparición temprana de vello púbico. A diferencia de las niñas asiáticas con madres de peso normal, mientras que no había asociaciones entre las niñas afroamericanas.

El estudio también encontró una relación significativa entre la hiperglucemia (elevación del azúcar en la sangre durante el embarazo) en las madres y la aparición más temprana del desarrollo mamario. Sin embargo, no en las madres con diabetes gestacional.

“Es posible que las mujeres con un diagnóstico de diabetes gestacional sean más cuidadosas con el peso y la dieta. Lo que podría haber cambiado la cantidad de ganancia de peso y los patrones de desarrollo de la descendencia. Pero otros estudios deben replicar el hallazgo para poder concluir que hay una asociación”, señaló Kubo.

Desaceleración de la tendencia hacia una maduración sexual más temprana

La obesidad materna y la hiperglucemia desemboca en la pubertad precoz y muchas enfermedades más que pueden desarrollar tus hijos

También Lawrence H. Kushi, científico e investigador de la División de Investigación, dijo que el estudio proporciona nuevas vías para desacelerar la tendencia hacia una maduración sexual más temprana en las niñas.

También instó a desarrollar nuevas estrategias. Estas para ayudar a las mujeres a controlar el peso y la hiperglucemia antes y durante el embarazo. No solo por su propia salud sino también la de sus hijos.

Por lo que una vez más, queda inminentemente claro que existe una estrecha relación entre nuestra alimentación y demás enfermedades. Tan delgada la línea, que durante el embarazo este factor puede dar con consecuencias generacionales.

No solo desde la arista de una afección física o trastornos metabólicos, sino que influye en actitudes sobre la sexualidad y patologías psicológicas.

Más de Deniz Grey Caballero