¿Por qué comer guindas resulta beneficioso?

Conocidas en las fruterías como cerezas mientras que, en la pastelería se le llaman guindas a estas pequeñas y semicirculares delicias en color rojo intenso, que suelen colocarse en la cúspide de un helado u cualquier otro postre

Más allá de ser uno de los elementos dulces favoritos, el consumo de cerezas al natural resulta beneficioso por muchas razones. En primer lugar, porque cuentan con propiedades antiinflamatorias, desintoxicantes y remineralizantes.

Ver más: El poder natural de las cerezas

Dentro de los tantos componentes que presentan, resalta su alto contenido en vitamina A y C, que estimulan la producción de colágeno, lo que resulta favorable para el cuidado de la piel, al humectarla y progresivamente suavizarla. Junto a esto, ayuda a obtener un bronceado óptimo, gracias a los carotenos que tiene en su interior.

Trabaja de adentro hacia fuera y viceversa, pues el consumo de estas frutas también permite erradicar la formación de celulitis y varices a temprana edad, pero igualmente sirven como elemento para elaborar y aplicar mascarillas en el rostro.

Además de esto, es un alimento poderoso por su cantidad de fibra, por lo que se recomienda para eliminar toxinas y grasa acumulada en el cuerpo, es por esto que los especialistas suelen recomendar la inclusión de esta fruta en la dieta para perder peso y disminuir centímetros en el área abdominal.

Publicidad

Existen diversos nutrientes que se recetan para cuidar las salud cardiovascular como: pescados ricos en ácidos grasos, frutos secos como las almendras, frutas cítricas, alimentos verdes y verduras, ajos e incluso el vino tinto. Hoy sumaremos a esta lista la cereza o guinda, pues ayuda a disminuir el colesterol alto así como los triglicéridos en sangre.

Imagen: Archivo Eme

¿Por qué comer guindas resulta beneficioso?

Más de Cecilia Avilés