Propiedades medicinales de la alfalfa

Su olor y sabor son muy peculiares. Presenta largas y abundantes ramificaciones, de colores entre verde y blanco, con pequeñas semillas marrones o amarillentas. La alfalfa es un vegetal que pertenece a la familia de las leguminosas, originaria de Asia Menor, pero poco a poco su cultivo se extendió por África y Europa. Inicialmente, era parte de la alimentación del ganado pero su alto poder nutritivo dio pie a su consumo.

Esta planta es una fuente natural que posee múltiples propiedades beneficiosas para la salud. En primer lugar, contiene calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro y azufre. Asimismo, está constituida por aminoácidos, betacaroteno y vitamina C, D, E y K. Igualmente, aporta fibra y proteínas al organismo.

Ver más: ¿Alimentos buenos o malos? - TRIVIA-

Hoy es un alimento recurrente y recomendado por diversos nutricionistas, bien sea en ensaladas o como un ingrediente adicional. Más allá de lo fitness, la alfalfa evita y mejora el padecimiento de algunas enfermedades.

Corazón saludable

El consumo de alfalfa ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos, mejorando el estado de las arterias. De esta forma, podrás evitar daños que impacten a tu corazón.

Publicidad

Un alimento anticancerígeno

Un estudio realizado por Journal of the National Cancer Institute (Diario del Instituto Nacional del Cáncer) expuso que este poderoso nutriente al ser consumido se adhiere a las células cancerosas en el intestino, ocasionando que puedan ser eliminadas fácilmente.

Menos diabetes

La alfalfa también regula los niveles de glucosa en la sangre, previendo la aparición de la diabetes. Por esta razón, es una opción muy sana.

Adiós al mal aliento

Publicidad

Este vegetal también contiene clorofila al igual que gran parte de los productos comerciales para la higiene bucal. Este pigmento ayuda a combatir el mal aliento y disminuye la presencia de bacterias. Toma una infusión por las mañanas.

Junto a esto, es un excelente depurativo y es una alternativa para mejorar problemas gástricos y renales. Es usado para combatir el asma y algunos daños articulares.

¿Qué esperas? Incluye alfalfa en tu alimentación.

Imagen: mejorconsalud.com

Más de Cecilia Avilés